A PARTIR DE AHORA. LA POSTFOTOGRAFÍA EN LA ERA DE INTERNET Y LA TECNOLOGÍA MÓVIL.

El prefijo -post explica un hecho en función -oposición- a otro anterior. Hablando de fotografía este “cambio” se ha producido por una tendencia hacia la visualidad, de la información y de nuestras propias vidas, dada por Internet, las redes 2.0 de intercambio de contenidos, las cámaras de vídeo vigilancia y la tecnología móvil. El valor de la fotografía ha cambiado, la acción decisiva ya no resulta apuntar un objetivo y apretar un disparador, las nociones espacio temporales también han cambiado, estar en el momento y lugar adecuados se puede entender de formas muy diferentes. La mirada del fotógrafo/a, se genera desde la concepción de una idea y pasa por la selección, activación de dispositivos y colección de imágenes o textos, el concepto de autoria es mutable. Según Baudrillard la postmodernidad se caracteriza por emerger de un contexto donde todo esta hecho, donde el universo de posibilidades se ha agotado, el resultado de esta deconstrucción son pedazos, con los que solo queda jugar. FROM HERE ON es una minucioso juego, selecciones de pedazos en torno a la fotografía, pedazos de Google (y sus diferentes aplicaciones, earth, maps…) Flickr, Youtube, etc., que ponen en cuestión el rol de la mirada, una mirada abierta y globalizada, una mirada que ve también lo nos mira, watch the watchers.

Hasta el 13 de abril podemos visitar FROM HERE ON en Arts Santa Mónica, una exposición comisariada por el artista, curador y coleccionista Joan Fontcuberta, François Hébel, director del festival de Rencontres d’ Arles, Clément Chéreux, conservador del Pompidou, Erik Kessels, director artístico de KesselsKramer, el fotógrafo Martin Parr y Joachim Schmid. Esta extensa muestra y selección de trabajos apunta hacia una mirada activa y selectiva, crítica hacia la función de estas imágenes y el rol del artista, quien desde la apropiación construye su propio discurso, algunos como Kurt Caviezel se auto-definen como fotógrafos de sofá.

La calidad de las imágenes pasa a un segundo plano en la mayoría de las piezas, revalorizando la fotografía amateur y los dispositivos automáticos. Encontramos la mirada del turista o paseante, por ejemplo en Photo Opportunities de Corinne Vionnet, quien superpone fotografías de lugares ultraemblematicos realizadas por sus visitantes, o Thomas Mailaender quien posa en primera persona ante localizaciones imposibles en Extreme Tourism.

Los dispositivos y sistemas de control son otras fuentes de imágenes destacables, a las que recurre por ejemplo Mocksim, extrayendo fotografías de las bases de datos de multas de estacionamiento, o los Dutch Landscapes de Mishka Henner, quien selecciona fotografías satélite censuradas por Google dándole otro significado al género de paisaje flamenco.

La sexualidad y el vouyerismo es otro de los clásicos temas de la fotografía revisitados, en esta ocasión por autores como Jon Haddock en Internet sex Photos, capturas de pantalla de pornografía casera donde borra a los personajes, o Shion Sono del que podemos ver Love Exposure, un vídeo muy divertido en referencia al Tosatsu (la tendencia vouyerista en japón hacia la ropa interior en espacios públicos).

El exhibicionismo y autorretrato se encuentran en Girls room dance del colectivo Leo Gabin, quienes realizan su pieza a partir de una serie grabaciones de chicas anónimas moviendo el culo ante la cámara, en su casa, por una parte podemos experimentar algo de vergüenza ajena, a la vez, que alucinar con un patrón repetido, esos patrones compartidos los podemos encontrar también en la durisima serie de de Laia Abril, Thinspiration, una selección de fotos Pro-Ano, de autodestrucción compartida.

La re-lectura de clásicos la encontramos en el trabajo de Herman Zschiegner en Follow-ed, imágenes resultantes de las búsquedas en Google de la famosa fotografía de la mujer del granjero de Walker Evans y la misma imagen After Walker Evans de Sherri Levine, otro proyecto en esta linea es el de Pavel Maria Smejkal quien desde Fatescapes borra las a los protagonistas de imágenes míticas en la historia del foto-periodismo, y aún así son perfectamente reconocibles por nuestro imaginario.

En general si hay algún nombre que se repite, es el de Google, si hay alguno que falta puede ser Instagram. FROM HERE ON, de ahora en adelante -como en Series Globes de Viktoria Binschtok – el contenido de nuestras cajas (listas o tontas) es tan importante como el pensamiento al que representan, si no las abrimos, el contenido puede ser previsible, siempre nos queda creer en ellas.

Texto y fotografías MariJo Ribas.

 

Hasta el 13 de abril.

Arts Santa Mónica, La Rambla 7, Barcelona