Desperados_cambiamos_las_normas

Las nuevas generaciones por fin tienen un himno que les reivindica.

Vagos, ninis o caraduras son sólo algunos de los tópicos injustos e irreales con los que ha sido bautizada toda una generación de jóvenes. Se critica su falta de interés, su pasotismo y su poca capacidad para adquirir compromisos, cuando la realidad es bien distinta: nos encontramos ante una generación con más preparación que nunca pero con muchísimas menos oportunidades.

Esta contradicción llamó la atención de Wolfrank Zannou, quien lleva toda la vida dedicándose a la música y, casi desde el principio, le ha tocado escuchar a gente que le tachaba de vividor, vago o de aprovechado simplemente por querer dedicarse a algo fuera de lo normal. No dudó en ponerse manos a la obra, y gracias a la colaboración de su amigo y músico Daniel Terry consiguió expresar en una canción la verdadera realidad de esos jóvenes.

La cosa no quedó ahí, ya que Daniel Terry, que además de dedicarse a la música trabaja como director de proyectos en la agencia Tango, se metió de lleno en el proyecto viendo la conexión de la canción con una de las marcas de Heineken con las que trabaja: Desperados. Y así nació “Marcamos las normas”, un tema rap destinado a ser la voz de toda una generación.

No sólo eso, sino que gracias a la colaboración con Sony Music “Marcamos las normas” se hace cada vez más grande, apareciendo en la radio, en las plataformas digitales de música y en otras como Youtube, ya que fruto de todas estas colaboraciones y del entusiasmo de todos los implicados se ha realizado un videoclip protagonizado, como no, por todos los que inspiraron al principio de toda esta movida a Terry y Zannou para componer la canción.

Además, para presentar el videoclip se celebró un evento en un de los lugares de la capital que más sintonizan con el espíritu de la campaña, La Neomudéjar, punto de encuentro para jóvenes artistas nacionales e internacionales. Allí se dieron cita grandes nombres del panorama musical para hablar del poder de la música para cambiar las cosas.

Los jóvenes, de nuevo, marcan las normas.