RCR_arquitectes_exposicion_ico_madrid

RCR es el estudio de arquitectura de Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta. Este año recibieron la Medalla de Oro de la Academia de Arquitectura de Francia, y el premio de Arquitectura Española Internacional (CSCAE). Además, son miembros de honor del Royal Institute of British Architects, miembros de honor del American Institute of Architects y Chevaliers de l’Ordre des Arts et des Lettres de la République Française.

Bajo la particularidad de haber permanecido en Olot, su lugar de origen desde el que han evolucionado y crecido como arquitectos, RCR cuenta con numerosos proyectos de carácter internacional diseñados en su estudio de esta pequeña ciudad del norte de Cataluña. Pertenecen a una línea de trabajo propia de esta zona, de arquitectos con gran sensibilidad por el paisaje. Sus obras están siempre en concordancia con el entorno, el paisaje y los habitantes del lugar, son de una exquisita sensibilidad en la que quizás mucho tiene que ver las cualidades del paisaje de Olot, de interesante vegetación y relieves, fuente de inspiración ya en el siglo 19.

Su obra estará expuesta en el Museo ICO de Madrid desde el 24 de febrero al 8 de mayo de 2016. Sobre esta exposición, la intuición creativa basada en la sensibilidad, Japón, y otras cosas importantes, como la independencia de Cataluña, hemos conversado con Ramon Vilalta desde su fantástico estudio en la antigua fundición industrial Barberí.

Imagen superior: C. Espai per a l’Oci i la Cultura. Riudaura. © Eugeni Pons

02_RCR_arquitectes_exposicion_ico_madrid

Arriba izquierda: Rafael, Carme, Ramón © RCR Arquitectes. Derecha: Espais d’ombra Lotus Blau. Santa Coloma de Farners, Girona. © Pep Sau

Creatividad Compartida
“Es una exposición de trayectoria que explica de manera global los más de 25 años de trabajo de RCR. La exposición del ICO es la suma de dos exposiciones: ‘Creatividad Compartida’, que estuvo en el Palau Robert en Barcelona; y ‘Papeles’, que pudo verse en el centro Arts Santa Mònica, también en Barcelona, complementaria a la otra, más procesual, con maquetas, dibujos, aguadas, que acompañan a casi todos los proyectos y toda una diversidad de material con el soporte fundamental del papel. Ambas muestras se unen en Madrid, en un mismo espacio, bajo el título de ‘Creatividad Compartida’, que expresa el valor que nosotros damos al compartir”.

Compartir
“Extendemos esta expresión a todo nuestro trabajo. Compartir es estar en recepción con lo que te rodea, ya sea en tu entorno cotidiano, en un proceso proyectual, o en la vida misma. Compartir como valor del acto de dar y recibir. Compartir es trascender el yo por el nosotros, sentirse en todos y en todo; es no haber conflicto entre uno y el conjunto. Hacer una arquitectura en un lugar no es para nosotros una imposición, sino también un compartir, un diálogo con el paisaje en el que se creará un nuevo lugar. En la relación con el cliente es también fundamental y necesario el compartir, es cuando el proyecto se enriquece más”.

Niveles de diálogo
“Tal y cómo he dicho, para nosotros la arquitectura no debe ser una imposición al lugar, sino que es a partir del diálogo que se crea un elemento nuevo. Nos aproximamos a los lugares desde nuestra sensibilidad, intuición; intentamos que los proyectos encuentren varios niveles de diálogo. El resultado de este diálogo debe ser un nuevo paisaje, como suma de las dos partes”.

03_RCR_arquitectes_exposicion_ico_madrid

Arriba: Restaurant Les Cols. Olot. © Eugeni Pons

Arquitectura
“La arquitectura es antes que nada un acto de generosidad. Los arquitectos crean para los hombres y les ofrecen todos aquellos espacios donde desarrollar sus vidas, con el deseo de que encuentren la atmósfera necesaria para elevar su vida a la máxima aspiración: la comprensión de uno mismo en un entorno natural y social”.

 

Japón
“Fue una experiencia casual, y maravillosa. En el año 1988 hubo un concurso nacional que realizamos al salir de la Escuela de Arquitectura, se trataba de diseñar un faro en Gran Canaria, concretamente en Punta Aldea, donde propusimos un faro horizontal.

Un faro es una torre vertical, pero la visita al lugar nos sugirió una transgresión tipológica y lo planteamos horizontal, manteniendo la cota de la señal luminosa.

Ganamos el concurso y su repercusión llegó a Japón, donde nos invitaron a participar en otro concurso en la isla de Saikaibashi. Después de ganarlo estuvimos trabajando un breve período allí, el cual nos llevó a descubrir toda la sensibilidad del mundo oriental. Nos sorprendió en gran manera los niveles de sensibilidad y la sofisticación del Japón tradicional, la belleza, la luz, las penumbras, los filtros, las complejas aproximaciones que se producen para llegar a los edificios… De esta experiencia impactante es difícil saber qué cualidades han enriquecido nuestra manera de proyectar, pero de bien seguro que han influido”.

 

Belleza
 “Aunque es una palabra actualmente poco usada, nosotros hablamos de belleza.

Nos gusta decir: Un proyecto bueno necesita de razones, explicaciones y comentarios.

Un proyecto profundo conmueve los sentidos y los pensamientos se disparan.

Un proyecto bello en mostrarse, solamente se siente y no cabe en la mente.

Siempre hemos intentado que un proyecto, aparte de expresar una idea, una intención, sea bello”.

Lujo
“Es una palabra poco utilizada en nuestro quehacer diario. Podría ser la relación próxima con las personas y las cosas que nos interesan. Una manera de disfrutar de la vida y de la belleza con tus principales intereses. Esta palabra me hace retomar Japón: disfrutar de los jardines es un auténtico lujo para ser vivido, así como gozar de todos sus utensilios para comer, para vivir… Un lujo para la sensibilidad”.

04_RCR_arquitectes_exposicion_ico_madrid

Arriba: Crematorium Hofheide. Bélgica. © Gijs son de Wim Van Nueten

Independencia Cataluña
“Podríamos vincularlo también al concepto de compartir.

Para compartir hay que sentir enriquecimiento mutuo. Para compartir hay que conversar y ser receptivo, y naturalmente tiene que haber un esfuerzo y dedicación para que la relación sea viva e intensa.

En la actualidad hay un número muy importante de personas que expresan un profundo malestar. Casi un 80% de los catalanes está de acuerdo en hacer un referéndum. Si se les considera españoles, parece lógico intentar comprender sus motivos, ser receptivos y actuar en consecuencia para mejorar la relación.

El futuro de este proceso es complejo y continuará perdurando en el tiempo más allá de las personas, con más o menos intensidad, sino se afrontan los temas fundamentales como la lengua, la cultura y la financiación.

Si convenimos que España es un estado rico por su pluralidad, ¿por qué no aceptarla con claridad, naturalidad y compartir este valor?

Creo que debería entenderse como una oportunidad para mejorar las cosas y crear ilusiones nuevas.

La cultura catalana es una cultura abierta, construida por la inmigración y tiene en su lengua y cultura el elemento integrador. El carácter catalán para nada es conflictivo, es creativo, solidario… Creo fundamental ser receptivos, profundizar en este sentir y alejarse de tópicos, supuestos e intereses políticos.

Es así como en los lugares de una intervención arquitectónica nosotros intentamos ser receptivos de sus potencialidades, y con la arquitectura no imponer, sino compartir y desde este compartir, crear vínculos y hacer un nuevo paisaje”.

 

RCR_arquitectes_exposicion_ico_madrid

Arriba: Espai Barberí. Olot © Pep Sau

Equipo

 

“Lo que pasaba con RCR es que al estar en un lugar relativamente pequeño como es Olot, al principio no teníamos la oportunidad de estar acompañados por estudiantes, como sucede, por ejemplo, en Barcelona. Ha sido al cabo de los años cuando realmente nos han empezado a escribir arquitectos que querían hacer prácticas o colaborar, para nosotros ha sido importante y nos ha permitido abarcar un poquito más y crecer. Desde nuestra manera de ver y pensar, la arquitectura necesita de un equipo mínimo de alrededor de una docena de personas permanentes y a ser posible el soporte de estudiantes en prácticas que permiten rodar, con rodar me refiero a poder hacer en un mismo momento: un concurso, construir un edificio, es decir crear una simultaneidad de las distintas fases del proceso proyectual, lo cual produce un enriquecimiento mutuo de estas fases. El equipo actualmente está formado por españoles, portugueses y franceses (sobre todo por la proximidad cultural). Nos sentimos próximos a ellos en la manera de hacer y de vivir. Hay también estudiantes de prácticas que llegan desde cualquier parte del mundo y que nos ayudan a apreciar otras culturas”.

 

Laboratorio de Arquitectura y Paisaje

 

“En verano realizamos en Olot un taller durante el mes de agosto, al que vienen alrededor de unas 60 personas de hasta 25 nacionalidades. Se trata de un taller internacional de Arquitectura y Paisaje. Cada año desarrollamos ejercicios diferentes, uno de los valores principales que pretende el taller precisamente es el compartir la unión de las personas diversas y de culturas diferentes durante un mes. El curso cuenta con unos tutores que ayudan a la integración y al funcionamiento del proceso proyectual.

El RCR LAB·A tiene lugar en la antigua fundición artística de Olot. Además de Arquitectura y Paisaje, hay otro taller de comunicación – Audiovisual y Fotografía y ambos comparten el espacio con actividades artísticas diversas como la danza…

Este año será del 1 al 26 de agosto de 2016.

El workshop supone para nosotros una entrada de aire fresco y riqueza cultural. Así es también para la ciudad de Olot, lugar del interior de Cataluña que históricamente nunca tuvo muy buenas comunicaciones. Recibir durante el mes de agosto un número importante de personas de todo el mundo se convierte en un evento muy especial para la ciudad”.

 

Entrevista publicada en el número de Enero-Febrero de Neo2
Si tienes una tablet puedes acceder gratis a la biblioteca de Neo2