entrevista_ruiz-_pardo_nebreda_arquitectos_001

Un joven estudio de arquitectura ubicado en el centro de Madrid pero que cuenta ya con proyectos en Puerto rico, El salvador, Namibia o Paraguay entre muchos otros lugares.

La mayoría de sus obras son sedes corporativas y edificios industriales. Su evolución profesional la combinan con el ámbito académico impartiendo conferencias. Marcelo es además docente de Proyectos Arquitectónicos en la ETSAM y miembro de varios grupos de investigación e innovación en Grupos de Enseñanza de la UPM y en la Universidad de Alcalá (UAH).

Sus obras han sido expuestas en diversas bienales internacionales de arquitectura así como en exposiciones colectivas de arquitectura emergente en Japón, Argentina, Alemania, Ecuador y El Salvador entre otros países. Recientemente su trabajo ha sido reconocido con el Gran Premio de la Bienal de Arquitectura y Urbanismo de El Salvador (XIIBAUES 2016) y con el Premio Luis M. Mansilla 2016 por su obra Sede Puma Energy.

Imagen superior:  (izquierda) Retrato de Marcelo Ruiz Pardo y Sonia Nebreda Martín a la derecha Frontón Bizkaia. Foto: Jesús Granada

entrevista_ruiz-_pardo_nebreda_arquitectos_01

Imagen superior: Puma Energy en El Salvador. Foto: Jesús Granada

Ruiz Pardo- Nebreda ¿Cómo empieza todo? —————————–

“El estudio lo fundamos en 2011. Sonia es arquitecto técnico, y yo arquitecto. Nos conocimos en la obra del Frontón Bizkaia en Bilbao, ella como parte de la constructora y yo como dirección facultativa. A pesar de estar en lados diferentes, y a veces enfrentados, por el día a día de la profesión encontramos puntos de encuentro en torno al valor de la Arquitectura. Dada la formación distinta de cada uno decidimos formar un equipo en el que nos sentimos complementados el uno del otro.

El estudio tiene una clara vocación por la investigación, es por ello que estamos vinculados a la práctica docente e investigadora en la universidad”.

 

Nos resulta fascinante cómo habéis conseguido realizar tantos proyectos en el extranjero—————————–

“La verdad es que ha sido todo un reto. El primer encargo que tuvimos en el extranjero fue para un cliente privado en Puerto Rico. El modo en que trabajamos con la industria local para conseguir llevar a cabo aquello que querían, les hizo confiar de nuevo en nosotros para otros trabajos y recomendarnos a otros agentes en otros países de Latinoamérica y África.

Díganos que hemos generado un entramado de confianza basado en criterios de calidad y viabilidad real de las propuestas, gracias a un profundo conocimiento del lugar, en el sentido más amplio del término”.

entrevista_ruiz-_pardo_nebreda_arquitectos_02

Imagen superior: Puma Energy en El Salvador. Foto: Jesús Granada

Conocimiento Local, experiencia Global—————————–

“En los últimos años hemos tenido la oportunidad de realizar edificios en regiones muy diferentes entre sí de América y África y esto nos ha permitido reflexionar sobre lo que significa operar de manera global.

Trabajar en distintos países simultáneamente requiere generar un espacio transnacional que se apoye en varios emplazamientos a la vez y que esté construido por la suma de las experiencias que tienes de todos ellos, como un espacio de relaciones en múltiples direcciones.

No se trata por tanto de exportar servicios desde un país de origen e implantarlo en otro, sino de atender a lo sensible de cada lugar. Operamos de manera sistemática con lógicas abstractas pero dando lugar a resultados específicos y singulares que remiten a lo local y que están determinados por las potencialidades de cada sitio.

Entendemos que la única manera de hacerlo es atender no sólo a la realidad cultural, social de cada país sino también a su realidad industrial y artesanal, así como a la normativa. Para nosotros esto último es muy importante ya que no entendemos el lugar sólo como el soporte físico de un entorno. Conocer un lugar es saber también cómo están estructuradas las relaciones de la industria de la construcción en un país, el papel de los distintos agentes, su marco normativo, la tradición artesanal o las relaciones comerciales en la región. El conocimiento local requiere viajar, dialogar con los agentes locales, pero también mantener una visión crítica distante, como el de una persona que visita un lugar por primera vez”.

entrevista_ruiz-_pardo_nebreda_arquitectos_03

Imagen superior: Puma Energy en El Salvador. Foto: Jesús Granada

Aprendizajes—————————–

“Cada proyecto ha sido una auténtica aventura y de cada uno hemos sacado lecciones muy valiosas. En ocasiones el aprendizaje no ha estado ligado a la una experiencia satisfactoria sino al error o a las circunstancias ajenas al propio proceso del encargo. Por ejemplo, en República Democrática del Congo hemos llegado a realizar nueve propuestas para un mismo encargo, tres de ellas hasta la fase de licitación. Finalmente no creemos que se vaya a construir ninguna, pero el aprendizaje ha sido muy importante. En El Salvador por ejemplo, ha sido una maravilla aprender de los oficios locales, la profesionalidad de todos los técnicos implicados, la combinación de elementos industrializados trabajados de manera artesanal, y por supuesto de su hospitalidad. Aunque en general, a grandes rasgos, seguramente los proyectos en África han supuesto el mayor aprendizaje porque llevar un proyecto a término supone un esfuerzo y una adaptación mucho mayor que por ejemplo en Latinoamérica donde nos sentimos culturalmente más cercanos”.

Entrevista_Ruiz _Pardo_Nebreda_arquitectos_001.jpg

Imagen superior: Puma Energy en Paraguay. Foto: Jesús Granada

La figura del arquitecto—————————–

“Uno de los aprendizajes más significativos que hemos tenido ha sido la de entender el rol del arquitecto en cada país. Hay lugares donde el arquitecto apenas tiene voz salvo en las cuestiones más banales del diseño, o sencillamente donde no es habitual que esté involucrado en la dirección o supervisión de la obra. Es precisamente en estos contextos, donde cada profesional sólo atiende a su parcela de responsabilidad, donde la figura del arquitecto como instrumento de diálogo capaz de establecer vínculos entre ellos se hace realmente necesaria. Creemos por tanto que, independientemente del contexto, la figura del arquitecto debe ser la de catalizador que hace confluir las visiones e intereses de todos los agentes”.

 

Proceso proyectual—————————–

“En el estudio tenemos una serie de intereses que están siempre latentes de modo que comenzar un proyecto es en realidad continuar algún trabajo anterior, quizá con otro enfoque o insertando alguna variable o interés nuevo.

En las obras que realizamos en el extranjero, el inicio del proyecto viene marcado por una serie viajes al lugar del proyecto. Son muy importantes las reuniones con arquitectos locales, empresas constructoras y futuros usuarios.

En cualquier caso solemos abrir vías de trabajo en paralelo de modo que cada proceso se va enriqueciendo con nuevas variables sobre cuestiones de construcción local, sistemas estructurales, conceptos de espacio colectivo o energía. Poco a poco este desarrollo en paralelo va encontrando puntos de confluencia hasta desarrollar una o varias propuestas más o menos coherentes. Son proyectos construidos por capas.

Por otra parte trabajamos con un banco de referencia muy amplio. Nos apasionamos con cosas muy diversas y casi contradictorias. Las paredes del estudio están forradas de capturas y referencias que provienen de ámbitos muy diversos del arte, ciencia, literatura y también arquitectura. Atendemos también con especial interés a lo que hacen otros estudios porque creemos que en realidad los estudios de arquitectura trabajamos como laboratorios en red a gran escala sobre agendas más o menos compartidas como por ejemplo en lo relacionado con la sostenibilidad o con lo público, y por tanto es interesante conocer igualmente sus investigaciones”.

Entrevista_Ruiz _Pardo_Nebreda_arquitectos_001.jpg

Imagen superior: Frontón Bizkaia. Foto: Jesús Granada

Materiales—————————–

“La materialidad del proyecto es una de las líneas de trabajo que solemos abrir al comenzar los proyectos, aunque sin ideas prefijadas. El material en sí no nos aporta información suficiente para su elección. Necesitamos contrastarlo con aspectos como su disponibilidad local, cómo se trabaja en el sitio en cuestión o su coste. Estas consideraciones pesan tanto o más que una posible valoración estética.

En las obras buscamos incorporar las habilidades de los trabajadores. Así, aunque el proyecto defina un cierto material o una determinada solución constructiva, esperamos poder cambiarla o mejorarla en función de las destrezas que vamos descubriendo en las personas implicadas en su ejecución. En las obras hemos descubierto verdaderos artistas; ebanistas o herreros que combinan el saber hacer tradicional con el empleo de materiales industrializados disponibles localmente. Es quizá el potencial de esta combinación que vamos descubriendo sobre la marcha, lo que más nos apasiona del proceso de ejecución”.

Entrevista_Ruiz _Pardo_Nebreda_arquitectos_001.jpg

Imagen superior: ZM Operations Building en Zambia. Foto: Jesús Granada

Futuro Inmediato—————————–

“En estos momentos estamos terminado una sede corporativa en Puerto Rico, que es un proyecto con el que llevamos trabajando casi cinco años. Este proyecto ha sido todo un reto tanto desde el punto de vista técnico, por ser una estructura mixta de grandes luces en un entorno sísmico y de fuertes huracanes, como desde el punto de vista de la gestión de la obra con multitud de agentes implicados.

Por otro lado estamos a punto de comenzar otra sede en Nicaragua en un área con una densa vegetación. La inserción del edificio entre los árboles es de hecho el punto de partida de la propuesta.

Además estamos comenzando dos reformas de viviendas en Madrid, lo que nos hace especial ilusión por lo que supone de cambio de escala, programa, condiciones sobre lo existente… y cercanía”.

 

www.ruizpardo-nebreda.com