Un oso abrazado a una columna

“El mundo está perplejo por el desencanto de la globalización y del fallo aparente de las grandes utopías. Ni el capitalismo ni el comunismo han cumplido su promesa de crear un mundo mejor para los seres humanos” con estas palabras desesperanzadoras daba la bienvenida a la 67ª Berlinale el director del festival Dieter Kosslick en la conferencia de prensa. Asegura que el programa Berlinale nunca ha estado tan acorde con la turbulenta situación política actual y que los cineastas están tratando de entender el inquietante presente en el contexto de la historia.

El Festival de Cine de Berlín 2017, el más grande del mundo abierto al público, comienza el jueves 9 de febrero. Situado —en todos sus aspectos— entre Sundance y Cannes, la Berlinale es un evento cinematográfico masivo por excelencia que presenta cine procedente de los rincones más remotos del planeta. Durante diez días y hasta el domingo 19 de febrero, se presentarán 399 películas producidas en 72 países en un total de 923 proyecciones.

La sección Competición, que ha servido de plataforma de lanzamiento de excelentes películas en los últimos tiempos, arranca el festival con el estreno mundial de la película francesa Django de Etienne Comar, con la que debuta como director. Se trata de un biopic de Django Reinhardt, famoso guitarrista y compositor, en su huida del París ocupado por los nazis en 1943.

Fotograma de la película Django. Una mujer y un hobre se miran frente a frente
Fotograma de Django.

La Berlinale no trata de estrellas y de alfombra roja —aunque algunas también andan por el festival durante el gélido invierno berlinés—, sino que trata de pequeñas historias mostradas en pantallas grandes, a la vez que proporciona una oportunidad de ver el mundo a través de la diversidad y heterogeneidad que lo caracteriza. Sin ir más lejos, en la sección Competición de la que hablamos, siendo la más comercial y glamorosa, se presentan historias críticas como la que acontece a un refugiado sirio en su búsqueda de asilo en Helsinki, de eso trata The Other Side of Hope, último filme del veterano director finlandés Aki Kaurismäki. Por su parte, Sebastián Lelio, director chileno afincado en Berlín, concursa con Una mujer fantástica, en la que una mujer transgénero es rechazada por la familia de su novio difunto. Colo de Teresa Villaverde, retrata una familia portuguesa y los sufrimientos que padecen bajo la crisis económica. La estrella hollywoodiense Richard Gere protagoniza The Dinner, thriller dirigido por el talentoso a la par que infravalorado Oren Moverman, es la historia claustrofóbica de una doble cita en la que todo acaba mal.

un hombre y una mujer están cenando en una mesaFotograma de The Dinner

La sección Competición mostrará 24 películas de 27 países de las cuales sólo 18, entre las que se encuentran las mencionadas arriba, competirán por los Osos de oro y plata. Fuera de la competición se presentan T2 Trainspotting de Danny Boyle, la esperada secuela de la película de 1996 del mismo nombre; Logan de James Mangold, la tercera y última de la saga X-men protagonizada por Hugh Jackman –que estará presente en el festival–. También fuera de competición se proyectarán El bar de Álex de la Iglesia, entre thriller y comedia negra, el filme comienza cuando un cliente de un bar recibe un tiro en la cabeza; Viceroy’s House de Gurinder Chadha, drama histórico sobre el último virrey, el final del Raj y la división de la India o Sage femme de Martin Provost con Catherine Deneuve, asidua al festival.

El director y guionista holandés Paul Verhoeven será el presidente del jurado –compuesto por otros siete miembros–, de esta edición del festival. Los ganadores serán anunciados el 18 de febrero.

La variedad inigualable del programa del festival y su exótico sabor se articula a través de otras diez secciones: Panorama ofrece cine independiente y arte y ensayo; películas para jóvenes públicos en Generation; nuevas promesas de la cinematográfica alemana en Perspektive Deutsches Kino; filmes vanguardistas, experimentales y desconocidos en Forum y Forum Expanded; exploración de las posibilidades fílmicas en Berlinale Shorts. Berlinale Special, honra nuevas producciones y personalidades del cine. El programa se completa con una Retrospectiva y un Homenaje, que se centran en el trabajo de una celebridad del cine. Berlinale Classics muestra filmes clásicos y redescubiertos restaurados. La comida, el placer y el medio ambiente son motto de Culinary Cinema. NATIVe se dedica a la cinematografía de los pueblos indígenas de todo el mundo. Todas las películas de habla no inglesa se presentan con subtítulos en inglés.

Cerramos con una breve y dispar lista de filmes pertenecientes a estas secciones: La Reina de España de Fernando Trueba y Le Jeune Karl Marx de Raoul Peck en Berlinale Special. En Panorama, Call Me By Your Name de Luca Guadagnino y Pieles de Eduardo Casanova. En Panorama Documentales: I Am Not Your Negro, también de Raoul Peck, y además nominado al Oscar, trata del ensayista y novelista James Baldwin y Política, manual de instrucciones de Fernando León de Aranoa. Berlinale Classics muestra la nueva versión en 3D de Terminator II: Judgment Day.

Para terminar este breve recorrido con un pensamiento positivo, el director del festival citó al poeta alemán Friedrich Hölderlin, “Donde hay peligro, también crece el poder salvador”, y se refirió a los cineastas como los que nos enseñan que este mundo extraño puede sorprendernos y nos hace llorar, pero que a pesar de todo, también nos hace reír.

Imágenes: Cortesía de Berlinale