un hombre delante de una pantalla de televisión
Que el mundo del trabajo está cambiando radicalmente no lo pone en duda nadie. Es habitual, en muchas conversaciones, oír que los robots van a sustituir la mano de obra humana. Esta afirmación provoca generalmente dos visiones totalmente opuestas: La optimista, que ve una oportunidad para que el ser humano deje de tener que trabajar y así poder dedicarse a la vida contemplativa y la pesimista, que es la de aquellos que ven a la mayoría de los seres humanos como esclavos de un sistema capitalista post-moderno.

Bienal International de Diseño Saint-Etienne 2017: Mutaciones del trabajo

La Bienal International de Diseño Saint-Etienne de este año ha metido de lleno el dedo en la llaga y lo ha hecho utilizando el diseño y el arte como punto de observación. El tema elegido ha sido “Las Mutaciones del Trabajo”, y durante un mes, hasta el 9 de abril, se pudieron ver planteamientos interesantes a través de exposiciones y charlas sobre este tema. En este post os hago un resumen de términos, ideas y conceptos que se manejaron en esta 10ª bienal de Saint-Etienne 2017.

Imagen superior: Vista de la exposición Extravaillance Working Dead

hombre besando un brazo robotizadoImagen superior: Best-of des métiers – Biennale Internationale Design Saint-Etienne

Se habló del término postmodernidad en el diseño: el diseño está pasando de ilustrador o de creador de objetos a ser un diseño de servicios con carácter crítico social. Este cambio es el resultado de la crisis de la abundancia, de la súper producción de objetos. Otro término muy usado fue Digital Labour (Trabajo Digital). Ahora nuestra vida diaria se mezcla con nuevas formas emergentes de trabajo, todo se fusiona, lo profesional y lo personal. Aparece la Sharing Economy (Economía Compartida) donde las plataformas de servicios arrasan.

imagen 3d de una de las instalaciones de la bienal

 Imagen superior: Instalación Institute of neoteny for the end of work. Carta Blanca

La tecnología y el diseño son las herramientas que están produciendo estos cambios. Hay un capitalismo abstracto con millones de trabajadores súper activos dispuestos a generar durante casi las 24 horas del día datos, likes, imágenes, comentarios u otros bienes. La multitarea hace que nunca dejemos de generar, que no pare la máquina de producción global. Creíamos que un ordenador y smartphone conectados a internet nos iban a dar muchas más oportunidades de trabajo pero a la vez parece que nos hace más esclavos.

un brazo robotizado escribiendo en una pared

 Imagen superior: Vista de la exposición If Automatic?

Cada vez más personas trabajan más horas desde la cama, el WI-FI convierte cualquier lugar de nuestra casa en un lugar de producción. Un dato curioso es que desde el año 2008 el número de dispositivos que se conectan de forma online superó al numero de personas que viven en el planeta. Aparecen micro empleos donde todo cuesta menos de 5 dólares como la plataforma fiverr.com donde puede encargar desde una cuña de radio en inglés, un logotipo o un vídeo para tu empresa. … sí todo por 5 dólares!

Hay muchísimas preguntas para hacerse sobre el trabajo y que el diseño puede ayudar a contestar. ¿Cómo serán las empresas en el futuro? ¿Qué tipo de profesiones y conocimientos se requerirán en el futuro? ¿Qué tipos de organizaciones: co-working, sharing, group projects o auto-empleo habrá en el futuro?

dos personas recolectando judías verdes en una sofisticada máquina

 Imagen superior: Best-of des métiers – Biennale Internationale Design Saint-Etienne

En 2014 la artista Laurel Ptak publicó el manifiesto online “Wages for Facebook” donde hacía una clara referencia a la campaña feminista Wages for Housework que demandaba un salario para el trabajo doméstico de las mujeres. “Wages for Facebook” está basado en los argumentos feministas para extender la discusión del trabajo no pagado a nuevas formas de creación de valor y de explotación online. Laurel demandaba que se reconociera el tiempo que uno gasta en las plataformas de las redes sociales. Parece una broma pero realmente es un tema muy delicado, la mayoría de nosotros pasamos muchísimas horas subiendo contenidos a las redes sociales y al final los que realmente sacan beneficio económico de esto son los Mark Zuckerberg de turno.

Otro concepto que aparece en la bienal es el de Playbor, que sale de la unión de la palabra Play (Jugar) y Labour (Trabajo) En la era digital el eslogan que Robert Owen lanzó en 1817 “8/8/8: 8 horas de trabajo, 8 horas de recreo y 8 horas de descanso” se ha convertido en 24/24/24. Cuándo miramos el e-mail en el móvil nada más levantarnos de la cama, cuando miramos Facebook en la comida, cuando miramos el grupo de Whatsapp de la oficina… ¿Estamos trabajando o disfrutando? Cuando hacemos una búsqueda en Google ¿Estamos sacando provecho de un servicio eficiente y gratuito o estamos dando unos datos para optimizar los servicios y beneficios de una multinacional?

vista de la bienal

 Imagen superior: Vista de la exposición Human Cities Challenging the City Scale

Jeff Bezos (fundador y CEO de Amazon) dijo que el concepto “Los humanos como un servicio. Desaparecerán frente a la tecnología, hasta que se conviertan en extensiones de un smartphone o una plataforma digital”.

El concepto WIKI es otro de los temas tocados en esta bienal. Desde el open source software como el Firefox o la Wikipedia hasta el peer production cientos de miles de voluntarios hacen que estas ideas funcionen. Son proyectos a gran escala que se coordinan gracias a las redes y que es una nueva forma de trabajo colaborativo. Es un trabajo que no se basa en la jerarquía típica de responsabilidades. Wikipedia es un claro ejemplo de buen funcionamiento donde cualquiera puede hacer aportaciones de conocimiento a esta enciclopedia gratuita y multi-lenguaje El trabajo colaborativo ayuda a cultivar un nuevo concepto lugares comunes de la cultura y constituye un laboratorio de participación democrática.

En los telediarios todas las semanas aparece un robot, con carita y manos, de alguna una feria en Japón que prepara te prepara un café. Llevamos viendo estas imágenes desde hace más de 40 años y nunca se han hecho realidad en nuestra vida cotidiana, sin embargo cada día se incorporan a nuestras vidas avances tecnológicos que nos indican que estamos más cerca de la inteligencia artificial y de un cambio radical del consumo. Ejemplos de inteligencia artificial: Google Now o Siri como asistentes personales en tu smartphone o Alexa o Echo que es lo mismo pero en tu hogar. Otras formas de consumo inmediato como los Dash Buttons de Amazon que son botones que solo hay que presionar para realizar la compra cuando el producto se acaba en el hogar. Se dice que las Server Farms de Amazon son las que guardan prácticamente todos los datos del mundo, sí, desde tu página web, pasando por las webs de bancos, plataformas online gubernamentales, tiendas online, etc… Amazon es la mayor despensa del mundo porque dicen que poseen un sistema muy seguro de copias y ofrece un precio muy ajustado. ¿Da miedo o  da tranquilidad?

El diseño y la tecnología son herramientas perfectas para poder modelar el futuro, pero estas herramientas mal utilizadas pueden generar grandes desigualdades en el mundo. El diseño cada vez está mas cerca de lo social y de lo político para poder afrontar problemas de sostenibilidad, desigualdad o explotación.

Si te interesa el tema ver también el previo que hicimos de la Bienal de Saint-Etienne