WorldClass_01

Este pasado martes Ángel Arruñada se ha convertido en el mejor bartender de España. Es la traducción más aproximada tras coronarse ganador de la World Class Competition España 2017. El próximo agosto podrá convertirse en el mejor del mundo. Te lo contamos.

Neo2 en la final de World Class Competition 2017

Imagen superior: Ángel Arruñada en acción durante una de las pruebas de World Class 

World Class Competition Ángel Arruñada

Imagen superior: Ángel Arruñada, elegido ganador de World Class en la gala de Café del Mar

Somos muy de bares. De buenos bares. Así que procuramos estar allí donde se fraguan las mejores propuestas líquidas posibles. Las que los profesionales del cóctel llevan a cabo con un objetivo muy saludable: hacernos felices. Somos muy de la felicidad en los bares. Así que no podíamos resistirnos a acudir a una cita marcada en rojo dentro del calendario de saraos, fiestas y festejos a lo grande. Una celebración que reúne a lo más granado de nuestro bartending patrio con el fin de enfrentarse a la elite planetaria. Así es World Class Competition, la competición de coctelería más importante del mundo organizada por Diageo Reserve. Y así ha sido esta final que elige al mejor bartender de España y que le da el pase para la finalísima mundial que este año se celebrará en Ciudad de México.

Bodegón cóctel World Class

Imagen superior: uno de los cócteles preparados con tequila durante la competición de World Class

El nombre de Ángel Arruñada resonó por todo el Port Fòrum de Barcelona, algo extrañado por tanto jolgorio tras otro Primavera Sound. La megafonía del Café del Mar más grande del mundo, recién inaugurado, anunciaba el esperado nombre del triunfador de la noche. La voz que lo hacía, la de una emocionadísima Adriana Chía, la ganadora del año pasado. Ángel, del Sol y Mar Café de Fuengirola, fue abrazado por sus nueve compañeros finalistas, manteado por el jurado y apenas acertó a dedicar el premio a su socio allí presente: su padre. La gala desató una ranchera premonitoria. Ya como ganador de la final española, Arruñada representará en agosto a nuestro bartending en la final internacional de la World Class Competition. México le espera. Su futuro, también.

Ángel Arruñada en la competición World Class

Imagen superior: Ángel Arruñada en la terraza del NH Calderón durante las pruebas de World Class

Pero antes de este fin de fiesta, la jornada fue pasto de la tensión de los participantes, sometidos a tres pruebas durísimas bajo el escrutinio del jurado. Contó precisamente este comité sabios del cóctel que esta final había sido de las más duras de los últimos años. Sólo lo saben la misma Adriana Chia, los también ganadores en ediciones anteriores Borja Cortina, Giacomo Giannotti y Alberto Pizarro, y el resto de un selecto grupo de bartenders y embajadores de marca a los que se enfrentaron los diez elegidos salidos de la semifinal del mes de mayo.

Pero, ¿qué retos tuvieron que superar los aspirantes? ¿Acaso imitar a Tom Cruise en Cocktail? No es un buen ejemplo. Aquí hay rigor y poco malabarismo. Las pruebas consistieron en presentar primero dos cócteles de autor: uno inspirado en México y otro en la propia historia personal del bartender. Después, una exigente cata a ciegas y un examen de 50 preguntas sobre ingredientes y destilados identificados. Por último, un speed challenge que les llevó a preparar seis cócteles en ocho minutos. A ritmo de MC Hammer o AC/DC. Los más atrevidos podían cambiar uno de los cócteles por otro que debían preparar con el contenido de una caja misteriosa. Más difícil todavía. El resultado, ya lo sabemos.

Ponchera World Class

Imagen superior: ponchera World Class en la gala de la final celebrada en Café del Mar Barcelona

Hubo de todo. Humo de puro dentro del vaso. Infusionados de ron con foie. Ingredientes de despensa como curry, comino, hierbabuena, azafrán, laurel y jengibre. Revisión de los clásicos, del negroni al old fashioned. Guiños a los vinos de Jerez. Incluso garum. Innovaciones curiosas como jugar con otros sentidos: mezclar por bluetooth música de Bilbao con una ranchera que suenan al ir a beber. Mezclar y seducir. Ahí está el truco.

Este es el balance principal de la séptima edición de la World Class Competition de España, por primera vez celebrada en Barcelona como ciudad que más y mejor está agitando la coctelería, que más número de buenos bares está sumando, que más terreno está acortando con Londres, ciudad todavía totémica del shaker y el refinamiento en los detalles del bar. De hecho, las pruebas de esta final tuvieron una sede tan especial como el Eleven BCN del NH Collection Barcelona Gran Hotel Calderón. O lo que es lo mismo: el único World Class Bar de Europa. Esta terraza –¿con las mejores vistas de la ciudad?-, en lo más alto del establecimiento decano de NH Hoteles, alberga un bar que llevará el sello World Class y que estará asesorado por el bartender Luca Anastasio. Por ahora, no más de tres como éste en todo el mundo.

Jurado y finalistas de World Class

Imagen superior: foto de familia con jurado y finalistas de World Class Competition 2017

Barcelona además aportó hasta tres finalistas: Manel Vehí (Doble), David De Leo (Belice) y Yeray Monforte (Dr. Stravisnky). Pero España empieza a sacar músculo mixológico. Un detalle: es el único país, de los más de 60 participantes en la competición, en conceder los Coaster Awards, premios que reconocen a la industria hostelera: la mejor apertura del año (Salmón Gurú, Madrid), el bar con mejor proyección internacional (Paradiso, Barcelona), la mejor trayectoria de bar (Slow, Barcelona), coctelerías de hotel (NH Hoteles), mejor equipo (Creps al Born, Barcelona), trayectoria personal (Jerónimo Vaquero, de Boadas)… World Class no descansa y ya se prepara para la gran final. México elegirá al mejor bartender del mundo. Él o ella no lo sabe todavía, pero su vida está a punto de cambiar.

*Fotos: HEROES Agency. Martín Méndez y Ludovic Magnoux.