Local restaurante Mediamanga

Vuelve el bar, oiga. Como aquel anuncio de la colonia Otelo en el que se amenazaba con el regreso del hombre, muy hombre. Pues en esas estamos con los bares de siempre, que al parecer los echamos de menos y queremos recuperar su esencia. Sin tanto palillo ni cabeza de gamba por los suelos, que conste. En el restaurante Mediamanga de Barcelona no hay serrín.

Restaurante Mediamanga en Barcelona: cuando el lujo es el bar de barrio

Imagen superior: vista de la barra del restaurante Mediamanga ubicado en Barcelona

Local Mediamanga

Imagen superior: vista de la barra y acceso al restaurante Mediamanga ubicado en Barcelona

Iván Castro y Manel Arjó, nada más llegar de su Vielha, cultivaron en Barcelona la idea de eso que se vino a denominar gastrobar y que ya nos parece cosa del medievo. Pero su Mont Bar no era un trampantojo, de esos que tanto practican allí, en su cocina del Eixample. Lo suyo era y es muy real, un bar rústico de tapeo al que se le insufla técnica en vena.

Vajilla Mediamanga

Imagen superior: vajilla del restaurante Mediamanga ubicado en Barcelona

¿Y ahora qué, otro bar? Pues sí, pero más bar si cabe, en un local aledaño, con una decoración de aires modernistas y art decó tan de la tierra, tierra urbanita barcelonesa del mismo Eixample, en donde centrarse en un nuevo homenaje al bar de barrio. Mediamanga es también un colmado moderno, una versión libre del diner americano pasado por la túrmix mediterránea. Arcos de masía catalana. Barra de triple media caña, revestida de mármol y acero. Grandes ventanales. Sala de espera para el aperitivo.

Local Mediamanga

Imagen superior: uno de los rincones del restaurante Mediamanga ubicado en Barcelona

El producto es inviolable, dueño y señor de cada plato, referencia y receta de la carta de Mediamanga. Materia prima excelsa: espardeñas de Roses, espárragos de Navarra, carrillera ibérica de Arturo Sánchez, jamones Maldonado, aceite Verde Esmeralda… Y la mano del chef Javier Méndez -con cuartel hecho en Aponiente, por ejemplo- como garantía de una reformulación ecuánime y una presentación, en vajilla de cobre o latón, que provoca salivación desbordante.

Local Mediamanga

Imagen superior: detalle de una de las mesas del restaurante Mediamanga

Sugerencias: cocochas con jamón en salsa verde; salmorejo con boquerones fritos; bocadillo de ventresca de atún; ensaladilla rusa, interpretada aquí con harissa verde. Algunas son recetas de toda la vida, pero a su aire. Otras juegan abiertamente con los tiempos de cocción. Empanadilla de rabo de buey con salsa de choco; lomo bajo con 55 días de maduración; rodaballo grenoblese; tallarines a la manzanilla; baba con palo cortado.

Plato Mediamanga

Imagen superior: la ensaladilla rusa del restaurante Mediamanga

Unas 150 referencias con las que maridar los langostinos de Sanlúcar en tomate aliñado, los berberechos de las Rías, el ajoblanco, los huevos fritos con espardeñas o jamón, las ostras a la meunière con cítricos y caviar. Y gintónics de postre. Como en los bares del siglo 21.

Plato Mediamanga

Imagen superior: trinxat de gambetas del restaurante Mediamanga

Plato Mediamanga

Imagen superior: baba con palo cortado del restaurante Mediamanga ubicado en Barcelona

Plato restaurante Mediamanga

Imagen superior: bocadillo de ventresca del restaurante Mediamanga ubicado en Barcelona

Fotos: Flaminia Pelazzi

————————————

Restaurante Mediamanga
Aribau, 13, Barcelona
938 32 56 94
mediamanga.es

————————————