streetwear flamencoMaria Magdalena integra la cultura streetwear californiana con el folclore flamenco andaluz. ¡Y olé!

Después de desfilar en la pasarela Ego de Madrid, Maria Magdalena presenta como Dios manda su colección. En un contexto donde todo tiene sentido: Sevilla, el decorado perfecto para una colección donde la diseñadora Alejandra Jaime vuelve a demostrar su maestria en desarrollar conceptos que hacen única y diferente a su firma. En esta ocasión hace un ejercicio para fusionar 2 mundos aparentemente opuestos, aunque muy unidos. Una propuesta donde fusiona la cultura streetwear californiana con el folclore flamenco andaluz. Podía haber sido un lookazo maravilloso para Rosalia como portada de su disco Los Angeles, o al menos un vídeo. Y si no para Miley Cyrus. Aunque parezca una colección simplemente ocurrente, de esas ocurrencias que te pueden hacer triunfar en medio mundo por tener una denominación de origen clara y sencilla, detrás hay todo un ejercicio intelectual, como bien nos tiene acostumbrados Maria Magdalena. Así explica Alejandra Jaime su colección otoño invierno 2017-18: Integración.

“‘Integración’ huye de todo lo aséptico, de lo cuadriculado y de lo disociativo, en una colección que mezcla las diversas polaridades de mi mundo particular huyendo de la dualidad excluyente y aceptando la existencia de estas dos o varias partes que lo componen todo. El proceso creativo va a la par del crecimiento personal propio, por lo que el concepto reúne muchas concreciones que formar parte de la mente del diseñador. Lo auténtico, lo puro, lo espontáneo, lo racial y costumbrista, pero también se incluyen referencias a la espiritualidad, el budismo, en un intento de relativizar las partes oscuras del ser humano.
Estéticamente aparecen reminisciencias de la escena sevillana de finales de los noventa, principios del dos mil, en la que las tribus urbanas que reinaban eran los canisy los pijos, sirviendo de base de estética que conceptualiza esa dualidad marcada, que en este ejercico se pretende que convivan en un mismo look pero no necesariamente tienen que entremezclarse. Está presente los tejidos con apariencia sofisticada que juegan con otroa más bastos y cotidianos. Una colección que relaciona la sexualidad con la religión, el flamenco jondo con las altas clases sociales, lo banal con lo profundo, todo fluctúa en un orden controlado pero libre de toda rigidez. La nostalgia sirve de herramienta para entender que hay que entender el pasado, e integrarlo, superar los patrones disfuncionales y entrar en una etapa de madurez y de diversión, en la que ser uno mismo es la única opción, y la mejor”

————-
http://www.maria-magdalena.es
Fotos: Noah Pharrell
————-

streetwear flamenco

streetwear flamenco

streetwear flamenco

streetwear flamenco

streetwear flamenco

streetwear flamenco

streetwear flamenco

streetwear flamenco

streetwear flamenco

streetwear flamenco