Un reloj de péndulo de carrara y un biombo con forma industrial

Ya en el avión rumbo a Madrid, después de cuatro días en Milán, intento hacer un repaso de lo visto en la semana del Salón del Mueble. Este es el año que menos días he estado pero tengo la sensación de que, después de 15 años yendo a esta semana del diseño, cada vez aprovecho mejor el tiempo. La cantidad de información que recibes, hace que tu cabeza sea una auténtica olla a presión. Me doy cuenta de que, por mucho que repase mi memoria con la ayuda de las fotos del móvil, necesitaré semanas para poder agrupar ideas y conceptos.

Imágenes superiores / Izquierda: Reloj péndulo de Carrara diseñado por Lee Broom. Derecha: Fireworks es un diseño de Muller Van Severen para la Galería Massimo De Carlo. (Tendencias Mobiliario 2017)

dos butacas: una de mármol y otra de aspecto industrial

 Imágenes superiores / Izquierda: Butaca de la colección Black del estudio Rens. Derecha: Butaca Assembly de Diesel Living (Tendencias Mobiliario 2017)

Tendencias en el diseño de Mobiliario 2017

La pregunta más importante para mí es: ¿Qué hay de nuevo en el mundo del mobiliario? En los últimos años, el mueble nórdico de madera clara y formas minimalistas ha ido perdiendo fuerza. Este año nos hemos encontrado con un nuevo lenguaje, una mezcla de materiales puros y brutalistas de los que surgen piezas con un cierto aspecto lujoso.

Los diseñadores están proponiendo piezas creadas con materiales muy pesados, muchas veces casi sin tratar, véase grandes piedras, vigas de metal, planchas de mármol, etc. Se huye de la madera, de lo ligero, y se busca lo mineral, lo animal.  ¿Qué sentido tiene esto en el momento actual en el que vivimos, donde todo debe ser fácil de empaquetar y de vender online? ¿Qué sentido tiene este brutalismo en el mundo actual de Mr. Wonderful, el flat-pack y el súper consumo? Quizás sea eso precisamente… una respuesta a un sistema estresante de consumo.

una lámpara de mesa con forma de cápsula

Imágenes superiores: Lámpara ISP diseñada por Ilia Potemine para DCW. (Tendencias Mobiliario 2017)

Puede ser que los diseñadores nos estén queriendo decir: “Cuando compres algo, piénsatelo bien porque tiene que ser para muchos, muchos años”. Así, nos encontramos con mobiliario que se produce en series muy limitadas. Es una reacción también a la producción del objeto pequeño listo para vender en Internet, que tan socorrido ha sido en época de crisis.
El aspecto lujoso es algo que también ha estado muy presente este año, muchas veces como recurso estético y otras veces porque los materiales lo son realmente. El precio también se eleva cuando los diseños son pesados y voluminosos.

un sofá con forma de lingote de oro

 Imagen superior: Pieza a modo de sofá de la instalación God diseñada por Atelier Biagetti. (Tendencias Mobiliario 2017)

Esta nueva forma de trabajar no solo está presente en los jóvenes diseñadores que exponen fuera del Salone, también encontramos referencias en diseñadores consagrados como puede ser Konstantin Grcic, con su último trabajo para Magis, o los hermanos Bouroullec, con sus luminarias Verticale para Flos. Veamos algunos ejemplos en estas páginas.

Nada mejor para ilustrar este artículo que el reloj presentado por Lee Broom. Se trata de un reloj de péndulo realizado en mármol de Carrara, una pieza de producción muy limitada. El diseñador inglés Lee Broom desembarcó en la nueva zona fuorisalone de Ventura Centrale con su instalación Time Machine, un tiovivo a escala real que mostraba sus diseños y que estaba ubicado en una gigantesca y oscura nave. Celebraba su décimo aniversario como marca y diseñador. La historia que hay detrás de este diseñador es fascinante. Empezó muy joven trabajando como actor en conocidas series de televisión inglesas. A los 17 años ganó el premio ‘Young Fashion Designer of the Year’ como diseñador de moda y justo después empezó a trabajar con Vivienne Westwood. Más tarde montó un estudio de interiorismo y al cabo de 4 años, en 2007, creó su propia marca de mobiliario e iluminación con su nombre.

una mesa con forma de torno de entrada del metro
Imagen superior: Pieza a modo de sofá de la instalación God diseñada por Atelier Biagetti (Tendencias Mobiliario 2017)

Por otro lado, en la galería Rossana Orlandi se pudieron ver las lámparas autoproducidas por el diseñador español Jorge Penadés. Son una continuación de la serie de mobiliario Structural Skin creada con un material desarrollado por él mismo. Se trata de un compuesto generado con desechos de cuero. Sus lámparas tienen un aspecto de arquitectura brutalista con un look que casi podría parecer terrazo. Piezas de producción limitadísima que nos conectan al mundo del lujo por su precio: 6.000 euros la pieza.
Dentro del espacio Orlandi también nos encontramos la nueva propuesta de la galería suiza NOV. Este año presentó la exposición “From Worthless to Worthwhile”, donde hicieron una selección de diferentes diseñadores que trabajaron el tema del “Ready Made” o, lo que es lo mismo, generar diseños con componentes o piezas que ya existen. En los diseños mostrados en esta exposición nos encontramos con elementos industriales como paneles ondulados metálicos convertidos en biombos, grandes candados de moto a modo de estructura para una estantería o, el ejemplo elegido en este artículo, un paragüero realizado con un gran bloque de mármol y un embudo industrial.
Por su parte, la propuesta del estudio Atelier Biagetti (Alberto Biagetti y Laura Baldassari) fue un interesante ejemplo del uso del diseño como un instrumento para la crítica social. Presentaron la instalación con el nombre de God, una colección experimental que sigue con el trabajo de años anteriores donde continúan analizando las obsesiones de la sociedad actual. Comisariada junto a Cristina Didero, God no es un dios conectado con la espiritualidad sino con el poder del consumo. Se trata de un trabajo muy vinculado al mundo del arte que se pudo ver en el circuito fuorisalone.

una lámpara con pie de terrazo y un paragüero con pie de mármol
Imágenes superiores/Izquierda: RTB Lamp diseñada por Vincent Dechelette. Derecha: Fennel un diseño de Levi Sarha para la galería NOV (Tendencias Mobiliario 2017)

Asimismo, también resultó muy interesante Fireworks, la última obra de los belgas Muller Van Severen, que se expuso en el edificio Kremlin de la calle Giuseppe Colombo. Una colección de 4 piezas de metal llamadas Paravents, curvadas y dobladas con esmaltados en diferentes colores. Formas casi abstractas con un aspecto industrial, editadas por la galería Massimo De Carlo.
También encontramos ejemplos de brutalismo lujoso dentro del Salon del Mueble sin tener que ir a galerías o espacios alternativos. Una muestra clara fue Diesel Living, que cada año consigue un producto con más carácter para la firma. Diesel Living lleva ya bastantes años colaborando con diferentes marcas punteras italianas del mundo hábitat como Moroso, Foscarini, Scavolini, etc. En estos años ha conseguido crear su propio mundo, muy masculino y algo rudo, aplicado tanto al mundo del mobiliario y la cocina como a la iluminación o los complementos del hogar.

sofá realizado en hierro fundido
Imagen superior:Sofá Brut diseñado por Konstantin Grcic para Magis. (Tendencias Mobiliario 2017)

De la feria de iluminación Euroluce seleccionamos la lámpara de mesa ISP diseñada por Ilia Potemine para la editora francesa DCW. Una curiosa luminaria que sintetiza algunas de las ideas sobre las que hemos hablado anteriormente.
En la zona de los más jóvenes, el Salone Satellite, descubrimos el trabajo del dúo holandés Rens. Para ilustrar estas páginas, nos quedamos con la butaca de su colección Black.
Pero si hubo un diseño dentro del Salone que define a la perfección el concepto de este artículo, esa fue el nuevo sofá perteneciente a la colección Brut diseñada por Konstantin Grcic. El hierro fundido es el protagonista de esta colección creada para la marca italiana Magis. Un material más cercano al mundo de la maquinaria pesada que al del hábitat.