Fotograma de la película La princesa Mononoke.

El próximo miércoles, 12 de julio se cumplen 20 años del estreno de La Princesa Mononoke, la obra de culto de Hayao Miyazaki que marcó un antes y un después en su carrera. Celebramos sus dos décadas recordando la película a través de estas diez curiosidades:

1. Mononoke no es un nombre propio. Cabe recordar que el verdadero nombre de la chica lobo es San, Mononoke es una expresión cuya traducción aproximada es “espíritu vengador”, en clara alusión al espíritu del bosque.

2. Fue la película de animación más costosa y larga hasta la época. La película tiene un total de 144.000 fotogramas repartidos en un total de 134 minutos, y costó casi 20 millones de dólares a los Estudios Ghibli.

Fotograma de la película La princesa Mononoke.

3. Fue el primer título de Ghibli en usar animación digital. Pero no nos echemos las manos a la cabeza, de sus 134 minutos de metraje apenas 15 tuvieron algún tipo de tecnología digital (animación por ordenador, pintura digital) para lograr cumplir las fechas. El resto se dibujó y coloreó a mano.

4. Miyazaki acabó lesionado. De hecho, Miyazaki se metió tal curra a dibujar durante la producción que se lesionó la mano y tuvo que terminar la película con un vendaje, según el documental Cómo se hizo La Princesa Mononoke.

5. Película más taquillera de Japón. El éxito de taquilla en su país natal, Japón, fue brutal: 102 millones de euros de recaudación, solo consiguió desbancarla Titanic de James Cameron, la película más taquillera de la historia a nivel mundial hasta la llegada de Avatar (también de Cameron). Fue la película más taquillera de Japón hasta la siguiente obra de Miyazaki, El viaje de Chihiro (2001).

Fotograma de la película La princesa Mononoke.

6. Ha influenciado a James Cameron y Disney. Su influencia tanto en el cine como en la cultura popular es innegable, quedando más que patente en películas como Avatar (el planteamiento de la trama es bastante similar, se ve que Cameron se picó) o Fantasía 2000 (la película conmemorativa del clásico Disney).

7. Influencia de John Ford. Para crear la ciudad de hierro, donde Lady Eboshi ha acogido a prostitutas y leprosos para que trabajen en la fabricación de armas de fuego, Hayao se inspiró en las películas western de John Ford, responsable de clásicos como La diligencia, Centauros del desierto o El hombre que mató a Liberty Valance.

Fotograma de la película La princesa Mononoke.

8. Los bosques de Mononoke están en Japón. Los bosques donde vive Mononoke están inspirados en los de la isla Yakushima (Japón), donde Miyazaki viajó junto al animador Masashi Ando y todo el séquito de Ghibli a buscar la inspiración, como ya había hecho años atrás para Nausicaä del Valle del Viento. Actualmente la isla recibe la visita de cientos de seguidores de la película.

9. Katana contra la censura. Dicen las malas lenguas que, para evitar que la distribuidora Miramax quitase escenas del metraje y hacerlo más comercial (dura más de dos horas), su productor Harvey Weinstein recibió en su casa una katana de parte de uno de los productores de los Estudios Ghibli con un único mensaje: “Sin cortes”.

Fotograma de la película La princesa Mononoke.

10. La historia se remonta a finales de los 70. Parece ser que Miyazaki ya tenía la historia en la cabeza desde finales de los 70 e incluso llegó a escribir algún borrador, en el que una princesa que vivía en un bosque se veía obligada a casarse con una bestia mitad león mitad hombre llamada Mononoke. No siguió adelante por las similitudes con La bella y la bestia de Disney.