Foto promocional de la película Cuenta conmigo.

Cuenta conmigo, la película que marcó a toda una generación junto a Los Goonies, se estrenaba en España el 3 de agosto de hace treinta veranos. La recordamos con estas diez curiosidades que tal vez no sabías, y es que sí, somos muy fans de los ochenta.

-Es una historia autobiográfica de Stephen King. La película adapta El cuerpo, novela corta de Stephen King que se publicaría dentro de la colección Las cuatro estaciones (1982), donde el protagonista es un escritor de cuarenta y tantos que recuerda la aventura que vivió de niño junto a su pandilla de amigos en busca de un cadáver.

Foto promocional de la película Cuenta conmigo.

-Se cambió el título porque sonaba erótico. Sin embargo, los productores estimaron que El cuerpo sonaba a película erótica, de culturismo o de terror, y decidieron curarse en salud renombrándola como Stand by me, al igual que la canción de Ben E. King de 1961.

-Día de Cuenta Conmigo. La localidad de Brownsville (Oregón), donde se rodaron la mayoría de las localizaciones de la ficticia Castle Rock y el escatológico concurso de tartas protagonizado por ‘Culograsa’, celebra cada 23 de julio el Stand by me day desde 2007. La fiesta por supuesto incluye un concurso de comer pasteles.

Foto promocional de la película Cuenta conmigo.

-El centavo de Vern, inmortalizado. Asimismo, y para fomentar aún más el turismo, Brownsville ha incrustado el centavo que se encontraba Vern (el chico gordito interpretado por Jerry O’Connell) en el paso de cebra de Main Street hacia el parque.

-El cartel de Coca-Cola todavía sigue. Eso no es todo. El mural anunciando Coca-Cola que el equipo de producción pintó en esa misma calle (Main) para la película se supone que se borraría con la primera lluvia. Pero allí sigue, para alegría de los turistas, los vecinos y la marca de refrescos.

Foto promocional de la película Cuenta conmigo.

-La escena del tren tardó en rodarse una semana. Puede que la escena más recordada de la película, en la que los chicos cruzan el puente de la vía con el tren acechándoles por detrás, se filmó en el ferrocarril del río de McCloud, sobre el embalse del lago Britton (California). Una semana de rodaje donde se usó un trucaje de cámara para que pareciese que el tren estaba detrás suya cuando en realidad estaba en la otra punta.

-El director volvería a adaptar a King con Misery. Por su parte, el director, Rob Reiner (responsable de otros blockbusters de la talla de La Princesa Prometida, Cuando Harry encontró a Sally o la impagable This is Spinal Tap) volvería a adaptar otra historia de Stephen King para la gran pantalla cuatro años después: Misery, otro clasicazo del séptimo arte. Y de paso, llamó a su productora Castle Rock.

Foto promocional de la película Cuenta conmigo.

-Final endulzado. En la versión cinematográfica se edulcoró un poco el final de los chicos cuando el protagonista hace balance de sus vidas. En realidad, en el libro dos de ellos han muerto en los años que han pasado hasta que escribe el relato.

-Beneplácito de King. A pesar de ese cambio en el desenlace y de que, por lo general, a Stephen King no le estaban haciendo mucha gracia las numerosas adaptaciones que ya se estaban llevando a cabo de su obra (su mosqueo con Kubrick y su versión de El resplandor estaba aún caliente), el escritor salió bastante contento del pase especial de la película, asegurando que era la mejor adaptación que nadie había hecho de un relato suyo.

-Enemigos íntimos. En pleno meollo de los taquillazos ochenteros juveniles, Corey Feldman y Kiefer Sutherland volverían a actuar juntos (repitiendo como bueno y malo respectivamente) tan solo un año después en otro clásico: Jóvenes ocultos (de la que os hablábamos recientemente).