Carsten Holler en el Centro Botin en Santander. Texto de Mit Borras

Taller de Carsten Höller en la Fundación Botín, Santander. Del 4 al 13 de Septiembre.

Carsten Höller (Bruselas, 1961),  el reconocido artista belga alemán, presenta un taller en la Fundación Botín. Carsten tiene una obra buena, interesante, recontraconocida. Es una buena oportunidad para revisitar su trabajo,  setas, piscinas y los toboganes y mojar pan a placer en el rico mojo de sus instalaciones.

El workshop está codirigido por la comisaria Stefanie Hessler (Alemania, 1987) que por cierto participará en la nueva edición de ARCO 2018. El proyecto parte de la línea de talleres Villa Iris de la Fundación Botín, trabajo que llevan haciendo desde 1994 y que ha contado con Juan Uslé, Gabriel Orozco, Julião Sarmento, Miroslaw Balka, Antoni Muntadas, Jannis Kounellis, Mona Hatoum, Paul Graham, Tacita Dean, Carlos Garaicoa, Julie Mehretu o Joan Jonas.

Carsten Höller ha seleccionado a 15 artistas procedentes de 12 países diferentes; España, India, EEUU, Nueva Zelanda, Colombia, muchos, ya ves. Los seleccionados convivirán con Höller y trabajarán en torno a una idea muy significativa en su obra; el asunto del juego, el valor de lo lúdico para conspirar con las obras.

Los artistas participantes coincidirán con la exposición en marcha de Höller en el Centro Botín. Sí, Höller expone allí. Eso es, lo mismo quieres cogerte un tren, un coche o intentarlo con un patín de esos con leds si vives cerca. El Centro Botín presentó en Junio la primera exposición monográfica de Carsten Höller hecha hasta el momento en España. Un ambicioso recorrido por la última década de producción de este artista cuya obra ha estado siempre vinculada a la exploración de la naturaleza y la experimentación sensorial del espectador.

Mientras escribo pensando en el juego, me tengo que acordar de SOMA claro, la exposición de Höller en el Hamburger Banhof en Berlín en 2010. Una instalación bastante exótica, todo muy bien. Una granja muy grande en la sala central con renos y barro y olor a bicho, bien también. Renos instalados en el museo comiendo psicotrópicos naturales, bueno y hierva o lo que sea que comen y haciendo pis. Pis que luego se recolectaba y se consumía. Psicopis de reno digamos, además de otros elementos que le daban empaque a la exposición. El juego es constante en su trabajo. Hasta el 13 de Septiembre, Höller y Hessler dan un taller sobre ésta cuestión en la fundación. Fun.

Sobre Carsten Höller

Entre sus instalaciones más importantes cabe destacar Test Site, una serie de gigantescos toboganes creados para la Sala de Turbinas de Tate Modern (2006); Amusement Park, una instalación a tamaño natural de atracciones de feria, de movimiento extremadamente lento, para MASS MoCA, North Adams, EEUU (2006); Flying Machine (1996), siendo ésta una obra en la que el espectador se ve levantado en el aire; Upside-Down Goggles (2001), un experimento con unas gafas que alteran la visión, y su célebre The Double Club (2008-2009), abierto en noviembre de 2008 en Londres y que hasta su clausura en julio de 2009 funcionó como bar, restaurante y sala de fiestas, con el objetivo de establecer un diálogo entre la cultura congoleña y la occidental. Su Revolving Hotel Room (2008) es una instalación artística rotatoria que por la noche se convierte en habitación de hotel totalmente operativa y que formó parte de la muestra theanyspacewhatever celebrada en 2009 en el Guggenheim Museum de Nueva York.

 

Carsten Holler en el Centro Botin en Santander. Texto de Mit Borras

Elevator Bed de Carsten Höller – Centro Botín Santander. Foto de Attilio Maranzano.

Carsten Holler en el Centro Botin en Santander. Texto de Mit Borras

Soma en el Hamburger Bahnhof, Berlin 2010. Foto de Tomislav Medak.