troia resort vista setubal
Troia, un destino eco-chic dentro de la península ibérica con kilómetros de playa dentro de una reserva natural

La verdad es que a todos nos da cada vez más pereza ir a la playa en temporada alta, y a veces también en temporada media. Pero acabamos de descubrir un lugar dentro de la península ibérica donde todavía se puede disfrutar de la playa en un entorno ecológico protegido y sin masificar. Ese sitio está en Portugal, en la Península de Troia, a unos 50 kilómetros de Lisboa, a pocas horas de España (depende del punto de partida de cada uno, claro).

Nosotros fuimos desde Madrid en avión. Allí alquilamos un coche y en menos de una hora nos plantamos en Setúbal. Una de esas pequeñas ciudades portuguesas con ese encanto decadente que cada vez es más difícil encontrar. Allí cogimos un ferry, tras 10 minutos de navegación por el estuario del Sado, desembarcamos en la península de Troia, cerca de Comporta, lo que llaman los Hamptons de Portugal… Volvimos a poner el motor del coche en marca y en otros 10 minutos llegamos a nuestro destino: Troia Resort.

————
Foto Arriba: La península de Troia vista desde Setúbal (Foto: Diego Delso)
————

decoracion villa troia resort
Troia Resort
es un nuevo concepto de complejo turístico que ha preferido sacrificar cantidad por calidad. De hecho, cuando los nuevos propietarios se hicieron cargo de este espacio idílico,hace unos años, decidieron derribar algunos edificios, y con ello plazas hoteleras. Todo en beneficio del ecosistema, y también de un turismo más cualitativo, no masificado.

En Troia Resort tienes varias opciones de alojamiento, desde una habitación tradicional en un hotel de varias plantas, a apartamentos, adosados o, incluso, villas. Estas últimas opciones también están disponibles en propiedad, y Troia Resort se encarga de gestionar el alquiler cuando los propietarios no vayan a disfrutarlo. Bueno, nosotros no compramos nada. Simplemente fuimos un fin de semana a uno de sus apartamentos: 2 habitaciones amplias, 2 baños, salón, comedor, cocina y varias terrazas con estupendas vistas. Desde una de las habitaciones teníamos vistas a la playa, el tranquilo estuario y también al Palacio de Comenda en Setúbal, en pleno Parque Natural de la Sierra de Arrábida. Si has visto la película sobre la vida de Jackie Kennedy recordarás que es donde ella se retiró, por cortesía de los condes d’Armand, después del asesinato de su marido, el presidente de los Estados Unidos. Y no solo ella, también se han alojado allí otros personajes míticos como Truman Capote. Por allí también debía andar Madonna que está, por lo visto, buscando residencia en Portugal.

————
Fotos: Villa de Troia Resort decorada por el inteiorista Amaro Sánchez de Moya
————

decoracion villa troia resort
Lo primero que hicimos, después de dejar las maletas, y meter el pie en la piscina de nuestro bloque de apartamento, fue bajar a la playa. Para atravesar las dunas tienes que ir recorrer unos caminos de madera elevados. Una solución para preservar al máximo la vegetación y las especies animales que viven allí. Estos caminos también conectan los kilómetros de playa del resort, perfecto para los que se mueven en bici.

Después dimos un paseo entre las villas que rodean los campos de golf, algunas de ellas son alucinantes. Finalmente nos invitaron a cenar en una de ellas. Creo que es la única que todavía está disponible y a la venta. Un espacio de Estilo Internacional rodeado de ventanales a doble altura. El interior fue intervenido por Amaro Sánchez de Moya con mobiliario de firmas portuguesas representadas por Marga Casanova. La firma de algunas de las piezas son: Duistt, Atelier, Amaro Editions, Cerámicas de Keramos Nazari, Rodrilinea, Formas da Pedra… Como invitado principal tuvimos a una zorra, ninguna conocida de Truman Capote, sino un auténtico y manso cánido, que campa a sus anchas por la zona como embajador de la naturaleza que reina en Troia.

decoracion villa troia resort

Al día siguiente nos dio tiempo a visitar las ruinas romanas de Troia, una enorme fábrica de salazón que estuvo activa durante 500 años, hasta el siglo V. Luego comimos en la Marina, en la playa. Y, bueno, ya sabéis como se come en Portugal: maravilloso. Así que después nos echamos la siesta en la playa e incluso un discreto chapuzón. En fin, era octubre y el Atlántico impone. Por cierto, las olas increíbles. Lo digo por si hay surfistas entre los lectores. Incluso nos dio tiempo a coger el catamarán y darnos una vuelta por Setúbal, donde es imprescindible subir a la Fortaleza, visitar el Mercado y picar algo en alguno de los bares del puerto. Todo muy auténtico. El transporte público naviero funciona hasta las 2 de la mañana, así que puedes disfrutar de un genial trayecto marítimo súper bucólico. Y el apartamento lo teníamos a 10 minutos del embarcadero de Troia. Todo perfecto. Habrá que volver.

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort

decoracion villa troia resort