chicas subiendo unas escaleras con unos botijos alargados

 

Las primeras noticias de la nueva marca las tuvimos en la última feria del mueble de Milán donde pudimos ver a escondidas unas imágenes inéditas. Más tarde, en la pasada feria Habitat Valencia, Gandiablasco mostró, por primera vez al público, algunos productos de su nueva firma Diabla.

Queremos saber más sobre Diabla y por eso hablamos con tres de sus protagonistas, por un lado con José Gandía Blasco (Presidente y Director Artístico de Gandiablasco), por otro lado con Alejandra Gandia-Blasco (Subdirectora creativa de Gandiablasco) y por último con Sara Romero (Directora Artística de Diabla)

¿Cuántas personas forman vuestro equipo de trabajo actualmente?

José Gandía-Blasco: Entre 75-80 personas.


¿En estos 75 años que cumple Gandiblasco cuáles han sido los momentos más motivadores y los más difíciles?

José Gandía-Blasco: En realidad este año cumplimos 76 años. Motivadores han sido muchos momentos en las diferentes etapas y estos nos han animado a seguir adelante con fuerza. Los mas difíciles fueron los años entre 2011 y 2013 que tuvimos una importante crisis de equipo en la empresa pero que resolvimos satisfactoriamente.

¿Cuál ha sido la razón y el impulso de lanzar una marca nueva?

José Gandía-Blasco: Diabla nace de nuestra constante relación con creativos de generaciones más jóvenes, con propuestas frescas e interesantes que en principio encajamos dentro de Gandiablasco en la sección Young Talents, piezas como Dozequinze de Francesco Silitti por ejemplo, pero que no acabaron de entenderse. Tras pensarlo mejor he visto más coherente crear una nueva marca que acogiera estas propuestas para comunicar el valor y el estilo de estos diseños frescos, ligeros y más asequibles que las grandes colecciones de Gandiablasco. Nuestro equipo de USA pensó el nombre de la marca Diabla, que parte del propio logo de GanDIABLAsco. Otras de las razones han sido reordenar los productos de la empresa, por un lado, y centrar mejor la oferta a los clientes por otro.

 

Imagen superior: Botijo La Siesta, un diseño de Alberto Martínez, Héctor Serrano y Raky Martínezimagenes de playa con tumbona rosa y silla amarilla

Imagen superior: Izquierda tumbona 365 un diseño de José Gandía-Blasco y Pablo Girones. Derecha: Silla Stack, diseño de Borja García.

¿Cuál es la diferencia, como marcas, entre Diabla, Gandiablasco y Gan?

José Gandía-Blasco: Diabla se ha creado para ofrecer productos de exterior más informales y coloridos y de precios más asequibles y con la idea fundamental de venderlos online. Gandiablasco sigue con su oferta de grandes colecciones dirigidas a un público de nivel medio/alto y alto y con colores y diseños sobrios. Gan sigue siendo la marca de alfombras, pufs y espacios Gan de inspiración artesanal y handmade.

Muchos de los productos de Diabla los teníais ya en Gandiablasco y los habéis llevado a Diabla ¿Por qué? ¿Los habéis modificado?

José Gandía-Blasco: Sí, hemos pasado todo la línea de plástico a Diabla y hemos añadido color y reducido precios. En Gandiablasco hemos dejado solo las grandes colecciones con diseños y colorido más sobrio como he comentado antes. Sara Romero va a ser la persona encargada de dirigir la marca Diabla.

mujer recostada en una tumbona de plástico blanco

Imagen superior: sistema 365 un diseño de José Gandía-Blasco y Pablo Girones.

¿Es la primera vez que una marca de la casa la dirige alguien desde fuera? ¿Es una dirección de Arte o una dirección también empresarial?

José Gandía-Blasco: Sí, Sara es quien se ocupa de la dirección artística de la marca pero no es la primera que lo hace desde fuera también en Gan se ocupa Mapi Millet de su dirección artística. Es solo la dirección artística, la dirección general de la empresa es responsabilidad de Sergio Pastor y la presidencia y dirección artística general de toda la empresa es responsabilidad mía.

Me contaban que este año en la feria del muebla de Valencia (Habitat Valencia) a los profesionales se les veía más alegres ¿Cómo os ha afectado el tema de la crisis en los últimos años? ¿notáis que ya ha acabado? ¿Creéis que el sector ha aprendido algo con esta crisis?

José Gandía-Blasco: Sí, sin duda hay una nueva energía. La crisis nos afectó sí, pero ahora ya parece que se está superando y desde luego hemos aprendido mucho de ella, al menos nosotros.

imágenes de playa con sillas azules y rojas

 

Imagen superior, Izquierda: Sail diseñado por Héctor Serrano. Derecha: Butaca Lipstick diseñada por José Gandía-Blasco

Cada año hacéis un concurso de diseño para jóvenes creadores. ¿Los productos que se premien en estos concursos anuales se podrían producir a cualquiera de vuestras 3 marcas?

Alejandra Gandía-Blasco: El Concurso Internacional que organizamos desde Gandiablasco es de mobiliario de exterior y está enfocado a creativos menores de 35 años. Siempre recibimos propuestas interesantes, unas más realizables que otras. Si el diseño nos gusta y podemos fabricarlo, encajaría en Gandiablasco o en Diabla según el concepto de la propuesta. Dentro de poco lanzaremos la 12ª edición del Concurso, os animamos a participar.

De los productos que habéis lanzado con Diabla ¿cuáles son totalmente nuevos?

Alejandra Gandía-Blasco: De momento, la mayoría de los productos pertenecían a Gandiablasco, muchos de ellos a la sección ‘Young talents’ aunque hemos trabajado con nuevos colores y textiles más propios de la nueva marca, Diabla. Como novedad hemos lanzado la colección Valentina outdoor, en todas sus versiones, sofá de 1 plaza, de 2 plazas, tumbona y mesa auxiliar. Sara Romero: Además, estamos trabajando intensamente en nuevas propuestas que verán la luz junto con la página web, a principios de 2018.

 

¿Qué hay detrás de la colección Valentina?

Alejandra Gandía-Blasco: La respuesta a una pregunta muy sencilla, ¿cómo diseñar un sistema de mobiliario con lo mínimo, jugando con dos cojines? Un cojín, es un elemento cotidiano que sugiere confort, pero que escalado a otros tamaños y descontextualizado, adquiere otro significado, otros usos. Para conseguirlo he diseñado una estructura ligera y sencilla de varilla de acero termolacado que parece un dibujo trazado en 3D, sobre la que se asientan 2 cojines de diferentes tamaños adaptados a una silla, un sofá, mesas, tumbonas…

dos chicas en bañador sobre un sofá

Imagen superior: Valentina Outdoor, un diseño de Alejandra Gandía-Blasco

¿Diabla es un marca mas accesible económicamente que Gandiablasco o Gan?

Sara Romero: Sí, Diabla es una marca que combinará los canales de venta física tradicionales de Gandiablasco y Gan pero que además se podrá comprar online. Esto hace que hayamos hecho un recalculo interno en los costes y, como resultado, tengamos unos productos que, aún manteniendo la misma calidad que en la marca madre, el resultado final sea un producto más accesible. Además, ahora Diabla está a distancia de un sólo click del consumidor final. Queremos ponérselo fácil.

¿Iréis con Diabla a la feria del Mueble de Milán? ¿Iréis las tres marcas juntas Diabla, Gandiablasco y Gan?

Sara Romero: No, en principio seguiremos yendo solo con Gandiablasco y Gan. El carácter de Diabla es más Fuorisalone, estamos pensando en ello.

Como habrá diseñadores de producto leyendo esta entrevista os pregunto ¿qué tipo de diseños buscáis para Diabla?

Sara Romero: Buscamos diseños frescos, que nos enamoren, que creen huecos de oportunidad en el espacio outdoor. Nos gusta pensar que en Diabla no estamos solamente para ofrecer una nueva silla o una nueva mesa, sino para crear todo un nuevo soporte con el que disfrutar del espacio exterior.

 

Más info:
www.gandiablasco.com