Foto promocional de la película Los hermosos días de Aranjuez.

Ya hemos visto Los hermosos días de Aranjuez, la nueva película de Wim Wenders donde adapta la obra de Peter Handke y cuyo estreno en cines españoles está programado para el próximo el 27 de octubre. El día antes el municipio madrileño organizará un pre-estreno con actividades en torno al cineasta.

Win Wenders es un director alemán cuyo nombre nos debería sonar de títulos como París, Texas, Cielo sobre Berlín, ¡Tan lejos, tan cerca! o Buena Vista Social Club. En esta ocasión se ha dado el gusto de llevar a la gran pantalla Los hermosos días de Aranjuez, obra de su viejo amigo el escritor austriaco Peter Handke cuyo subtítulo –Un diálogo de verano– nos dará bastantes más pistas de por dónde van los tiros.

Foto promocional de la película Los hermosos días de Aranjuez.

Se trata de una película minimalista, con tan solo tres actores y una localización, sustentada íntegramente sobre el diálogo que mantienen un hombre y una mujer en una casa de verano. Ni qué decir tiene que todo el peso del filme recae sobre los intérpretes: ella es Sophie Semin (Más allá de las nubes, El rito de la primavera), que consume más de la mitad de la conversación como si de una confesión se tratase, y él es Reda Kateb (Zero Dark Thirty, A Prophet), que salvo en algunos tramos se limita a preguntar y escuchar. El tercero en discordia es Jens Harzer, que de manera secundaria da vida al propio Handke mientras escribe la obra.

La cinta es densa y no apta para todo tipo de públicos, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de una conversación ajena de hora y media, interrumpida tan solo en momentos puntuales por canciones seleccionadas para la ocasión como el ‘Perfect day’ de Lou Reed (que se encarga de abrir) o el ‘Into my arms’ de Nick Cave, quien no ha tenido problema en interpretarla con su piano frente a la cámara en el propio escenario.

Foto promocional de la película Los hermosos días de Aranjuez.

Dicho escenario es la terraza de una casa señorial, rodeada de árboles con la vista de la llanura de la Isla de Francia extendiéndose hasta París en el horizonte. Todo grabado bajo el proceso de la imagen “Natural Depth 3D”, inventado por Alain Derobe, que no se basa en los efectos, sino estrictamente en el principio de imitar, con dos cámaras y de la forma más precisa posible, qué y cómo ven dos ojos.

En definitiva, una profunda reflexión con mucho más teatro que cine sobre amor, sentimientos, sexo y sexualidad desde la perspectiva de ambos géneros en la que no nos podemos despistar ni un segundo para no perder el hilo y que hará las delicias de los amantes del cine de autor más intimista y personal.

Foto promocional de la película Los hermosos días de Aranjuez.

Tras ser seleccionada en 2016 en el Festival de cine de Venecia y en el Toronto International Film Festival, la cinta se estrena en las salas españolas el viernes, 27 de octubre de la mano de Paco Poch, quien asegura que “hacer posible el estreno de esta película de Wim Wenders en España nos ha resultado especialmente atractivo por el enorme despliegue de emociones y las sensaciones que produce un filme de factura tan modesta como este. Un único escenario, muy poquitos personajes, y una honestidad rebosante. Es, sin duda, un torrente de emociones que hemos creído que debíamos acercar al público”.

El municipio de Aranjuez aprovecha por su parte la ocasión para organizar un pre-estreno el día anterior, el jueves 26, amenizado con actividades en torno al director Wim Wenders, con la colaboración del Ayuntamiento y diversas instituciones locales.