Cubiertos y carta Taberna Recreo Madrid

Han pasado ya dos veranos y, como la vorágine de la hostelería que no cesa en Madrid, Recreo Espartinas sigue consolidado entre lo mejorcito de su nueva élite tabernaria. Ya se sabe, lo difícil es mantenerse. Invocamos a los dioses del buen comer para que Taberna Recreo siga con nosotros por los siglos de los siglos.

Tiempo de Recreo: en la taberna, mejor que en casa

Imagen superior: cubiertos y carta de Taberna Recreo 

Mesa Taberna Recreo Madrid

Imagen superior: detalle de una de las mesas de Taberna Recreo

Desde aquí siempre hemos mostrado nuestra afición a las barras y a los negocios sostenibles, de escala humana. Taberna Recreo, un discreto rincón junto a la calle Príncipe de Vergara, se adapta como un guante a esta afición y representa justo lo opuesto a esa camada de locales clónicos que invierten en diseño más que en chicha comestible. Quien busque postureo, que desfile a otras direcciones del barrio de Salamanca. El interior de este pequeño gran Recreo –entre barra y mesas altas y bajas suman poco más de una veintena de puestos– no queda en la retina. Sencillez y el guiño escolar a las carpetas azules de gomas (la carta) y a los estuches Alpino (los cubiertos). Son los platillos de picoteo compartido los que estimulan los sentidos, desde la vista al olfato y el gusto. La felicidad traspasa el estómago porque aquí la comida, la bebida y el manejo de todas las suertes de la socialización informal (como en el mejor de los bares de barrio) reconfortan el alma.

Platos Taberna Recreo Madrid

Imagen superior: selección de platos (mejillón tigre, steak tartar, arroz meloso y brócoli) de Taberna Recreo

Tanto cosquilleo, nada casual, hay que agradecérselo a un tándem que trabaja en modo experto. Al asturiano Pablo Montero le conocimos en los fogones del restaurante Abadía de Retuerta (Sardón de Duero, Valladolid), asesorado por Andoni Luis Aduriz, para el que le hizo acreedor de una estrella Michelin en 2014 como cocinero jefe. Alejandro Díaz, el otro compinche y segundo de abordo en Recreo, hizo méritos en Fat Duck y Diverxo. No son dos cualquieras, por tanto, y lo demuestran en su pequeña cocina desde la que despachan vistosos y sabrosísimos bocados para comer con las manos y raciones enjundiosas elaboradas con gracia, técnica y sesera.

Platos Taberna Recreo Madrid

Imagen superior: gilda sardina, gordal, piparra y cebolleta. Imagen dcha: brócoli, kimchi, lima y comillo ahumado

La carta de Taberna Recreo está muy medida y rota sin parar en función también de la estacionalidad. Eso sí, se pida lo que se pida hay producto reconocible, cimiento tradicional y concesiones viajeras sin dejar de tener sello propio. Todo rico, por si no había quedado claro. Para matar el gusanillo, unas papas arrugás con una versión personal de mojo picón. De seguido, una gilda con una muy suave sardina marinada. No hay que resistirse a pedir su ya clásico plato de brócoli crujiente, ensartados los troncos en brocheta y aderezados con kimchi, lima y comino ahumado. Nunca comer brócoli fue tan excitante. Ahí va luego el sorprendente mejillón tigre, con curry amarillo y leche de coco. Ya en velocidad de crucero, el precioso plato de puerro con brotes o el sándwich de carrillera, sellado y presentado en un cucurucho.

Plato Taberna Recreo Madrid

Imagen superior: puerro asado, sésamo, hierbas y rabanito

Cada visita depara nuevas sorpresas que el equipo comparte y detalla amigablemente a la clientela. Porque Recreo es una taberna, por muy neo (guiño, guiño) que ésta sea. La visita no termina hasta que no se opta por una tabla de quesos o un postre. Consejo: hacerse fuerte en torno a la fudge de chocolate, chantilly y frutos del bosque. A esto hemos venido. Pura diversión.

Postre Taberna Recreo Madrid

Imagen superior: fudge de chocolate con mora y chantilly

Copa de vino Taberna Recreo Madrid

Imagen superior: el vino también tiene su presencia en la barra de Taberna Recreo

———————————
Taberna Recreo
Calle Espartinas, 5, Madrid
Tel. 91 033 43 79
recreoespartinas.com
——————————–