Los Objetos Amorosos_1

El director valenciano debuta en el largo con Los objetos amorosos, un drama a medio camino entre la ficción y el documental centrado en las mujeres latinas que han dejado su vida atrás para emigrar a Europa. La cinta está saboreando las mieles del éxito a su paso por los festivales de dentro y fuera de nuestras fronteras: Premio a mejor largometraje en el Festival de Cinema Queer Lisboa, mejor película en sección oficial de Resistencias en el Festival de Cine Europeo de Sevilla 2016, mejor actriz en el LesGaiCineMad 2016, premio del público en Sicilia Queer, mejor director y mejor actriz en el Zinegoak 2016… A finales de año está previsto que se estrene en cines comerciales.

Para preparar las bases de la película programaste durante tres meses talleres en Madrid, Roma y Germersheim con mujeres migrantes residentes en estas ciudades. ¿Cómo fue esta labor de producción? Bastante heterogénea, puesto que en cada ciudad se dio de manera diferente. En Madrid y Germersheim conté con el apoyo de otras compañeras que trabajaban en proyectos afines, y con grupos de mujeres muy numerosos. En Roma, el proceso de captación fue más complicado. Además de difundir los talleres en la red, tuve que dirigirme personalmente a diferentes asociaciones, escuelas de idiomas, poner carteles por toda la ciudad, y hasta dar con un grupo de cuatro mujeres, que son las que participaron en la película. Los únicos requisitos para participar eran ser mujer migrante y residir en Roma. Realizamos talleres de intercambio de experiencias, muy participativos, que básicamente se basaban en el diálogo, para tratar de conocer su punto de vista personal sobre la ciudad de Roma, siempre desde lo cotidiano. Aprovechaba para anotar ideas, filmar testimonios e incorporar finalmente aquello que me interesaba en el guión.

fotograma de la película "Los objetos amorosos"

Fuiste becado por la Real Academia de España en Roma. ¿Fue por esto que decidiste situar la acción de la película en la capital italiana? Sí. Yo venía de hacer Exit, un corto a la carta, una película interactiva con mujeres inmigrantes que residían en Madrid. Aprendí muchísimo sobre migración y quise repetir el proceso en una ciudad europea que pudiera ser un destino atractivo para la comunidad de inmigrantes latinoamericanos, que ofreciese la oportunidad de cumplir un sueño. Que fuese una ciudad de postal, pero escondiese un lado más crudo que de algún modo no les dejase formar parte de ese escenario.

Decidiste mezclar actrices profesionales con personas reales. ¿Por qué? Me encanta la espontaneidad y la verdad que una persona real puede mostrar en la pantalla cuando hace de sí misma. Es una práctica que he seguido desde mis primeros cortos, y hoy prácticamente se ha convertido en mi statement, e incluso estoy impartiendo talleres en esta materia; cuestionar los límites entre la ficción y el documental, y hacer trabajar a actores profesionales con personas reales. Trato de igualar a todos en un mismo nivel dramático para que el espectador no distinga muy bien la realidad de la ficción. Es un proceso intuitivo y a veces complicado, pero cuando funciona es muy satisfactorio.

fotograma de la película "Los objetos amorosos"

Una de las actrices protagonistas, Laura Rojas Godoy, fue premiada como mejor actriz en el LesGaiCineMad 2016… Además de ser una gran actriz, es una persona muy inteligente y generosa. Desde el primer momento se implicó al 100% en la película, más allá de su rol como actriz, preocupada por que todo saliera a la perfección, convirtiéndose en mi aliada, al igual que Nicole. Para mí esto ha sido un regalo. Las dos están siguiendo de cerca todo el recorrido de la película, asistiendo a los festivales que han podido. Laura ya ha sido premiada tres veces, y Nicole, una. Y cada vez que sucede, lo celebramos con la misma ilusión.

La película ya ha sido premiada en varios festivales. ¿Te esperabas este reconocimiento por su parte? Sinceramente, no. Está claro que uno tiene que ser perfeccionista y apuntar alto, porque con las expectativas bajas no vas a ninguna parte. Para mí era muy importante tener al menos un estreno en un buen festival, y en este momento llevamos más de treinta, y siete premios. Estamos fascinados con todo lo que está ocurriendo.

fotograma de la película "Los objetos amorosos"

Va a ser proyectada en lugares internacionales como el Centro Cultural de España en Santiago de Chile o The Pink Screens Film Festival en Bruselas. ¿Iréis todo el equipo detrás a respaldarla? Hasta ahora hemos tratado de asistir a todos los festivales donde nos han invitado. Desgraciadamente, con frecuencia se solapan, y tenemos que hacer verdaderas ingenierías para encajar las fechas y los destinos. Así que no sé si podremos estar en estos dos.

Tras su paso por todo el circuito de festivales, ¿se estrenará en salas y circuitos comerciales? En principio sí, estamos cerrando un acuerdo con la distribuidora catalana Albafilms y esperamos estrenarla en salas a finales de año.

Con todos estos reconocimientos a tu ópera prima, ¿se te están abriendo puertas para tu segundo largometraje? ¿Tienes algo ya en la cabeza? Espero que sirva para agilizar la producción de nuevos proyectos. Entre festival y festival he aprovechado para escribir otro guión de largometraje con Nicole, que también es realizadora. Se trata de nuevo de una ficción con licencias documentales, desarrollada entre España y una comunidad rural de Chile. Pero necesitamos una productora que acoja el proyecto.