Foto Promocional Natalia Tena

Con motivo del estreno de su última película Tierra Firme, entrevistamos a la actriz Natalia Tena

Hay películas necesarias y películas que necesitas. Tierra Firme, la nueva película de Carlos Marques-Marcet pertenece a ambos grupos. Una historia pequeña, intima y llena de dudas, pero que a la vez, trata un tema tan grande y ambicioso como es la propia vida.  Una vida compartida por tres personajes con diferentes visiones sobre una misma realidad. Sin duda, Tierra Firme es el fiel retrato de una generación a la deriva, que por fin tras mucho buscar sin éxito,  puede echar raíces. Para completar el significado de la película y descubrir hemos hablado con Natalia Tena, una de sus actrices protagonistas.

¿Cómo ha sido pasar de rodar súper producciones a meterte de lleno en una película más pequeña e independiente?

Desde que he empezado a ser actriz he hecho las dos cosas. Empecé haciendo teatro y haciendo cosas pequeñas y grandes . Siempre he hecho las dos cosas de manera paralela, sin saltar de repente de una cosa a otra. Además mis personajes en Juego de Tronos (Oosha) o en Harry Potter (Nymphadora Tonks) son muy pequeños, mientras que en las películas independientes que he hecho, tengo más papel. Son dos formas diferentes de trabajo.

tierra-firme-5

¿Qué beneficios y dificultades a nivel actoral implica este cambio de rasante?

Lo bueno de trabajar con Carlos (Marques-Macet) es que da mucho espacio al actor. Es un director de actores. Lo más positivo que tiene esta película es que hay espacio para crear a tu personaje por ti mismo. El equipo es pequeño por lo que somos muy familia. En las superproducciones los equipos son más grandes e impersonales. El único pero sería el presupuesto, ya que hay que cosas que en las películas independientes no puedes hacer por dinero. Tienes que encontrar soluciones creativas para problemas económicos. Eso es muy guay.

¿Qué te atrapó y te hizo decir si al proyecto cuando te lo propuso Carlos?

Empezó cuando acabamos 10.000 km. A las dos de la mañana terminamos de rodar el último plano y todos empezamos a llorar, diciendo que teníamos que trabajar otra vez juntos. Yo le dije a Carlos que tenía que ser una comedia y que tenía que vestirme de monja. Tiempo más tarde vino a Londres. Carlos ya sabía que yo vivía en un barco porque lo había visitado, pero esta vez se quedó con una amiga mía y se enamoró de él. Yo sabía que eso lo iba a escribir.Por tanto, fue en el último momento de rodaje de 10.000 km cuando empezó el proceso. Y por supuesto yo estaba lista para trabajar con él otra vez.

tierra-firme-1

La química entre Oona y tú traspasa la pantalla ¿ha sido complicado dar vida a Kat y entender al personaje para interpretarlo?

Fue mucho trabajo. Oona y yo somos mejores amigas. Pero una cosa es ser amigas y otra es, de repente, hacer de pareja con alguien que conoces, que encima es mujer, siendo heterosexual. Es un salto bastante grande, pero lo trabajamos mucho. A mí me inspiró para el papel una amiga fantástica lesbiana que vive en Gales. Base el personaje de Kat en ella y en mi novio. Hice una mezcla y eso me ayudo a poder trabajar.

¿Cuáles fueron las directrices principales que te dio Carlos sobre el ADN y las motivaciones de Kat? ¿Cómo las llevaste a la práctica?

Como te decía antes, Carlos es un director de actores. Él llega con un guión pero en un momento dado dice ‘’que le den al guión, vamos a improvisar’’. Entonces estás tres semanas encontrando al personaje. Todo es una mezcla entre improvisación y guión. Muchas de las cosas que ocurren en la película son improvisadas. El personaje por supuesto está escrito, pero ni Carlos sabe cómo va a ser o cómo va evolucionar ni yo tampoco. Lo encontramos juntos. Y eso es lo maravilloso.

tierra-firme-4

Roger, el papel interpretado por David Verdaguer, es esa parte que equilibra la balanza ¿Qué crees que aporta este personaje a la película?

Trabajar con David es fenomenal. Ya tenemos la relación previa de 10.000 km y vino a Londres y todo fue espectacular. Además el personaje de Roger, que es más de comedia, es brutal. Es un hombre que no quiere tener mujer pero quiere ser padre. Es muy interesante porque aporta una nueva visión de los hombres. Siempre encontramos muy diferenciadas en las películas las cosas de hombres. Por eso me gusta mucho lo que hace Carlos en Tierra Firme, contando la historia del lado de las mujeres y del hombre. Nos regala otra forma de ver el mundo masculino.

¿Qué ha supuesto para ti compartir escenas con una actriz de la talla de Geraldine Chaplin?

Lo que más me gusto es que por fin pude conocer a la madre de mi mejor amiga. Siempre pasaban diferentes cosas y nunca me encontraba con Geraldine. Por fin con Tierra Firme pude conocerla. Además ¿sabes lo buena qué es como actriz? Hay una escena en la que hago un molónogo y cada vez que yo terminaba no sabía cuál iba a ser su respuesta o qué iba a hacer. Juega tanto y es tan generosa… Geraldine, como la mayoría de actores, es tímida y tiene miedo a hacerlo mal y eso es bellísimo. Hay actores que tienen un ego enorme pero ella no. Es tan buena…es una mujer buena aparte de ser una actriz fenomenal. Es verla y pensar ‘’yo quiero ser así cuando sea mayor’’.