zadie smith portada libro

 Zadie Smith nos regala un libro lleno de verdad, sentimiento, lucha de clases y de feminismo

La autora inglesa Zadie Smith vuelve a la palestra con un nuevo libro bajo el brazo. Tras el éxito de sus anteriores novelas, la autora de Dientes Blancos despliega toda su artillería pesada y da un paso literario de gigante en Tiempos de Swing. Todo lo que nos encanta de Smith está en este título pero de una manera más grande e hiperbólica. Un más es más en toda regla.

Lo primero que advertirmos al empezar la lectura, es que nos encontramos dentro de los pensamientos de la protagonista y que nos cuenta la historia a través de sus recuerdos, quizá alterados por el paso del tiempo. Este hecho supone una gran novedad dentro del catálogo de la autora, ya que siempre había utilizado voces ajenas, omniscientes y no implicadas en la narración.  La narradora de Tiempos de Swing nos conduce por las vivencias de un tramo de su vida, haciéndolos nuestros y regalándonos sus sentimientos e impresiones más privadas. Esto llena el argumento de fuerza y nos sumerge de lleno en la propuesta.

Grandes temas como la lucha de clases son los faros guía del libro. La narradora conoce a su amiga Tracey en su más tierna infancia. Una infancia marcada por las clases de baile en su barrio de clase obrera y el visionado de videos de Ginger Rogers y Fred Astaire. Pero Smith se encarga de hacernos saber que ambas son las dos únicas niñas de color en estas clases. Con ello, introduce el componente de segregación racial y apoyo a las minorías tan presente y necesario en sus obras.

zadie-smith-3

La relación de Tracey y la narradora es sin duda uno de los puntos más fuertes del libro. A pesar de que ambos personajes no están juntos durante todo el relato, el arco argumental de ambas nos deja algunos de los mejores momentos de Tiempos de Swing. Sus posiciones encontradas y ese más que evidente antoagonismo fraternal, construyen un vínculo irrompible y atractivo que traspasa las páginas y llega al corazón del lector.

Otro personaje histriónico, perfilado y atractivo sin duda es Aimee. Aimee es un suerte de estrella del pop. Un mix perfecto de Madonna y Beyoncé que juega un papel fundamental en la narración. A través de Aimee, Smith realiza una sátira del mundo de la fama muy afilada y ciertamente necesaria.

Pero si algo es Tiempos de Swing es un libro protagonizado por mujeres, en el sentido más amplio de la palabra.  Nuestras protagonistas llenan las páginas con sus triunfos, con sus dolores, con sus sentimientos y sobre todo con su verdad, dejando de lados estereotipos fugaces y permaneciendo en nuestra memoria. Y en tiempos en los que la mujer está tan denostada, una novela tan real sobre su figura e impronta se agradece y mucho.

Tiempos de Swing es uno de esos libros que marcan. Te encariñas al instante de sus personajes, quieres ser participe de sus vidas y celebras sus logros y decepciones. Zadie Smith ha logrado construir una novela sólida, llena de verdad, sin necesidad de adornos ni florituras. Estamos ante un libro, que no sabemos si cambiará las cosas, pero te garantizamos que te transformará tras su lectura.