escultura geométrica de acero

El Museo Metropolitano de Nueva York acoge una de las exposiciones más atrevidas por los diferentes toques de delirio desde hace varios años.

Imagen superior: Lygia Clark. Bicho. 1960/1984. © O Mundo de Lygia Clark-Associação Cultural, Rio de Janeiro.

Entre los años 1950 y 1980, varios países de Europa y Estados Unidos estuvieron afectados por trastornos psicológicos debido a hechos históricos bélicos, sociales o económicos. La explosión de estos sentimientos y de locuras se plasmaron en lienzos.
El desorden, la locura, los estados mentales y lo absurdo se trasladaron a los colores, a las pinceladas y los cuadros. Fueron vías de escape para muchos artistas de mitad de siglo XX, como Antonio Berni, Eva Hesse o Anna Maria Maiolino.
La exposición Delirious acoge un total de 100 obras de más de 62 artistas de todo el mundo. Divida en cuatro partes: vértigo, exceso, disparate y retorcido. La muestra explora e intenta transmitir a través de las diferentes piezas a los espectadores, el origen de las sensaciones que tenían dentro de sus mentes y sus cuerpos.
Las obras se presentan de forma que socavan e investigan sobre la mente de las personas. Y como afectan al universo ordenado y desordenado. La escultura de Lygia Clark, los dibujos en tinta del artista Bruce Conner o la escalera de Yayoi Kusama buscan la racionalidad entre tanta locura de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría.

obra de arte con neonesBruce Nauman. Human Nature/Life Death.

retratos de mujer cambiando la caraAna Mendieta. Untitled.

pintura abstractaPeter Saul. Criminal Being Executed.

El material audiovisual es muy importante dentro de esta muestra. “Tonterías” de la directora Anna Maria Maiolino permiten recrear la dictadura militar en Brasil en la década de los sesenta. Y el delirio que creó en la población dicho conflicto político y bélico.
Desde el principio hasta el final, en la exposición se muestran la tortura y el desquicio. La pintura de Peter Saul de un hombre en una silla eléctrica o los vídeos de Carolee Schneemann sobre las torturas que se hacían en la Guerra Vietnam.
‘Delirious. Art at the Limits of Reason, 1950-1980’ destaca por artistas como Nancy Spero o Lee Lozano. Hasta el 14 de enero el espectador puede entender mejor como un desastre bélico puede plasmarse en el arte y ser comprendido años después.