mAthe-entrevista

Entrevistamos al rapero español mAthe con motivo del lanzamiento de su nuevo trabajo ‘Playa’.

¿Por qué has autoeditado ‘Playa’? ‘Playa’ es el disco que quería hacer, no sólo en este momento: es el disco que siempre quise hacer. Creo que es el álbum más redondo de mi carrera, el más libre y el más fresco. He disfrutado mucho cada fase del proceso y creo que eso se nota en el resultado final. Lo he hecho, además, exactamente como quería hacerlo, y en esto se incluye la autoedición. Ha habido ofertas, algunas de ellas competitivas, pero ninguna que me compensara en relación con los objetivos que me había planteado ni con mi manera de trabajar. Soy extremadamente obsesivo, en particular en la parte creativa, y es complicado para mi ceder parcelas de control a otros. Además, creo que, en las circunstancias actuales, las discográficas tradicionales difícilmente pueden ofrecer un valor añadido que marque la diferencia. Quizá sí las multinacionales, que, aunque exigen un peaje considerable, sí permiten abrir ciertas puertas cerradas para alguien independiente. No me cerraría si llegara una propuesta realmente guay y razonable pero, mientras, estoy más cómodo asumiendo todo el control.

Para ti, ¿qué diferencia hay o existe en este disco de tus anteriores trabajos? Ya no solo a nivel compositivo sino también a nivel musical. A nivel compositivo, este es un disco mucho más accesible, más directo, más fácil de escuchar. Está escrito para que se entienda, para comunicar, no sólo para mi mismo. No es tan críptico como los anteriores, he salido un poco de mi pompa. El que me sigue y está metido en mi rollo pillará guiños, segundas lecturas, pero, si no es así, también puedes conectar a la primera, son sentimientos y emociones universales que todo el mundo puede experimentar. Musicalmente, es un disco súper diferente a los anteriores. Para empezar, porque está producido por los mejores de España ahora mismo (Judah, Lowlight y horror.vacui). Esto me ha permitido centrarme en la composición, en la creación de estructuras, de estribillos… Y dar una vuelta de tuerca al resto. Es un álbum muy musical, muy melódico, y creo que muy ajustado a nivel lírico.

¿Y por qué un nombre tan sencillo como ‘Playa’? Menos es más, especialmente en lo que estoy haciendo a partir del viraje que supuso para mí a nivel creativo el single “Supernova”. Pero, sobre todo, porque ‘Playa’ es un disco absolutamente conceptual, no un recopilatorio de singles. El título es un tótem, un símbolo que vertebra todo el álbum: es escapar, el verano, la luz, reconectar con uno mismo. Llevo cinco años fuera de casa, viviendo lejos de todo y siempre en ciudades (Tokio, Dublín, Dakar) en las que la playa y el mar me han servido de vía de escape y como punto de referencia para no perder el norte. Así que creo que el título es simple pero no es sencillo: es un concepto complejo que, al escuchar el disco, va perfilándose poco a poco. De todas formas, si echas la vista atrás, puedes ver que siempre me ha gustado hacer eso: sugerir más que enseñar y dar libertad para que el oyente vaya descubriendo el contenido y se apropie de él. Es difícil encontrar un concepto potente que te permita hacerlo, pero, una vez que se logra, el efecto de la música es mucho mayor, se consiguen muchas más cosas.

¿Qué canción destacarías? ¿Y qué letra? Creo que ‘Playa’ es un álbum diverso en cuanto a temáticas, imágenes y estilos pero, conceptualmente, se configura como una sola obra de 47 minutos. Son 17 canciones muy diferentes pero con un hilo conductor cohesionado, por lo que me resultaría muy difícil elegir una. Si tuviera que hacerlo, cualquiera de los singles (‘Caviar’, ‘Yohi’, ‘Puñal’, ‘7’) estaría ahí. Quizá ‘Plancton’ es el que más claramente expresa la idea de escape y, además, el ritmo de Judah es increíble, me enamoró en cuanto escuché el primer sinte, súper envolvente y evocador. Para mí es el hit oculto del disco. No obstante, ‘Supernova’ es la letra que más dentro llevo, fue mi primera balada propiamente dicha y el artífice del cambio que me ha llevado hasta ‘Playa’. Estoy muy agradecido a esa canción y a la persona que la inspiró, me han dado mucho y muy bueno.

Un MC sentimental, leí esto de una reciente entrevista tuya, ¿lo crees? Creo que esa etiqueta es tendencia desde hace un par de años y que, quizá por eso, algunos raperos se la cuelgan con demasiada facilidad. Con un par de temas sobre desamor basta para autodenominarse como el nuevo romántico del momento… Por mi parte, intento ser personal y que la única etiqueta que me pongan sea esa, la de ser alguien realmente creativo y que hace cosas diferentes y a su manera. Es cierto que ‘Playa’ es un disco escapista y, para mí, no hay escape más directo que el amor. Es lo que nos permite vivir pese a todo, no hay que ser un sentimental para ver eso, basta con tener perspectiva y algo de sensibilidad. En cualquier caso, me consideraría más sentimental que MC. Vengo del mundo del hip hop, he crecido allí y mi educación musical se ha nutrido de sus códigos, pero enfoco mi música desde un prisma más amplio y ‘Playa’ no está concebido como un disco de rap (ni de trap).

mAthe-entrevista-foto-1

En muy pocos años, tres, has publicado muchos discos, ¿por qué? ¿Con cuál te quedarías que no fuese ‘Playa’? Hasta ‘Playa’, hacer música ha sido una cuestión de necesidad. A partir de ‘Supernova’, se trata de una cuestión de apetencia. Ha sido entonces cuando he comenzado a disfrutar de todos los procesos, no sólo del puramente creativo, y a divertirme con ellos. Podría decirse que los discos anteriores están hechos desde la necesidad, mientras que ‘Playa’ lo está desde la voluntad: lo he hecho porque quería hacerlo, no porque lo necesitara. De los discos anteriores, me quedaría con dos: en primer lugar, ‘Ura’, por ser un disco totalmente experimental y enormemente íntimo con el que me zambullí de lleno en la electrónica instrumental y que me permitió dar un salto a nivel de repercusión y artístico; y, en segundo lugar, ‘Yayoi’, por incluir algunas de mis canciones más emotivas, por ser el colofón de mi etapa previa y por su conexión con Japón.

¿Crees que tu música y tu rollo encaja en un momento en el que la sobre exposición lo es todo y necesaria? Respecto de mi rollo, no es algo que cultive conscientemente ni una estrategia mediática, la verdad. No intento mantener una distancia para crear un halo de misterio ni nada parecido, pero sí creo que la sobreexposición está íntimamente conectada con la mercantilización del artista. Eso es algo de lo soy consciente y que acepto hasta cierto punto, pero mi foco se dirige más hacia el contenido que hacia el personaje. Si tengo que vender algo, intento vender la obra más que la persona. Por otro lado, desde la perspectiva de la industria, lo que ofrezco se podría asimilar más a un producto de lujo, con un sello personal y un control de calidad fuerte, que a un producto mainstream de fast music al que todo el mundo pueda tener acceso. Prefiero publicar una edición limitada de mi disco y hacerlo en vinilo, con un diseño guay, como es el caso de ‘Playa’ con la colaboración de Estudio Primo y de Yosigo, que fabricar 2.000 copias de un CD impersonal. Y, en todo caso, priorizo eso respecto de la exposición diaria gratuita en Instagram o en YouTube. Si eso no encaja para la gran masa, buena señal. Para otros sí, de hecho el público de las revistas hipsters y de tendencias me ha sido siempre bastante fiel…

Colaboras con Mr. Sutra y el cantante senegalés Noreyni Ousmane, ¿por qué ellos? Mr. Sutra es la versatilidad hecha MC, un verdadero todoterreno. Es un espectáculo verle sobre un escenario, solo o con el combo de Just a Live’s MPC Sessions. Nos conocemos bien y nos debíamos un tema juntos. Al final ha sido toda una memory lane y el tema vertebrador (el baloncesto, compartimos equipo hace unos años) nos ha dado más repercusión de la esperada, así que genial. Noreyni Ousmane es un vocalista maravilloso, será una estrella muy pronto y no sólo en Senegal. Ha sido un gustazo currar con él. Su voz es dejarse envolver al completo por África, me recuerda a Youssou Ndour en sus inicios. Espero que se acuerde de mí cuando sea rico y famoso.

Amor, África y hip hop, ¿por qué este mix tan ecléctico? África y hip hop están íntimamente unidos por razones obvias, y más en Senegal, donde la cultura urbana es el nuevo pop desde hace ya tiempo. Van por delante de nosotros en este sentido y estoy aprendiendo mucho de ellos desde que me instalé en Dakar hace un año y medio. Lo voy a echar de menos cuando me vaya. Del amor ya hemos habado antes y podríamos hablar mucho más… Tanto cuando se tiene como cuando no, es la fuente máxima de inspiración de cualquier vocalista. Personalmente, me interesa mucho el efecto extremo que ejerce en el ser humano, nos hace volvernos completamente locos por exceso o por defecto. De la trilogía de canciones que tratan sobre el asunto de manera explícita en el disco, me quedaría con ‘O’, aunque las voces adicionales de Ana Novo y la instrumental de Judah en ‘#1’ me flipan.

¿Qué crees que te desmarca de otros artistas del género? Creo que, principalmente, tener un camino y un estilo propios y marcados, tener un universo referencial y un imaginario personales e intentar mantenerme al margen de lo que se lleva. Es imposible no dejarse influir por las tendencias, pero creo que no hablo de lo mismo ni de la misma manera que la mayoría. Eso puede jugar en mi contra en ocasiones y alejarme de un público manejable, en general formado mayoritariamente por teens, pero me permite jugar como yo quiero. Tengo mi vida hecha y para mí, aunque lo haga profesionalmente, esto no deja de ser un juego y un medio de realización, no de vida. Me puedo permitir tener la sartén por el mango.

¿Qué estás escuchando ahora mismo? En este preciso momento estoy catando el nuevo EP de Monkey’s Cymbal, “Coupé Clube”. Me parece una auténtica pasada, espero que Pablo siga sacando más material porque tiene un talento descomunal. Arkestra nunca se equivoca. De cosas recientes, recomendaría ‘Jai Alai’ de Refree y el disco homenaje a ‘Mikel Laboa’ de Delorean. Aparte, sigo quemando el ‘Kwalia’ de BFlecha, el ‘Hiperasia’ de El Guincho y lo nuevo de los colegas de Agorazein, C. Tangana y Jerva, cómo no. De internacional, estoy con el ‘Parallels’ de Nosaj Thing, con ‘Pacifique’ de Disiz, con los nuevos de Jlin y de Jitwam y con mucha música senegalesa y africana (Cheikh Lô, Baaba Maal, Ismaël Lô, Toumani Diabaté, Tamikrest).

¿Tus planes para el 2018? A corto plazo, que ‘Playa’ se escuche en todos los sitios, llevarlo lo más arriba posible, disfrutar del trabajo hecho y desvelar algunas sorpresas tochas relacionadas con el disco. Ahora es el momento de dar que hablar, toca moverse y no quedarse quieto…

Toda la información sobre los nuevos proyectos de Ángel Carrascal, este rapero salmantino mucho más conocido como mAthe la encontrarás en su propia página web: mathe.es Y si quieres leer otros artículos sobre el rap nacional, te recomendamos esta entrevista reciente con Kaixo.