el pelo afro
El pelo afro mola. Es tendencia pero también reivindicación.

En la actualidad, el pelo afro tiene connotaciones reivindicativas. Es un estilo natural, pero también un medio de expresión, tanto femenino como masculino.

Zendaya, Lupita Nyong’o y Solagne Knowles son tres claros ejemplos de la lucha por llevar su pelo de origen y no tener que cambiarlo por los cánones de belleza. La última polémica por la portada de la revista Grazia, protagonizada por la actriz Lupita Nyong’o, donde se cambió su pelo mediante un programa fotográfico. Fue la gota que reventó el vaso.

En el siglo XVIII las mujeres de color tuvieron que vivir la peor fase, al tener que esconder su pelo, era algo inmoral para la época. De ahí viene la lucha por el estilo afroamericano. Una lucha por la libertad y por los derechos de todo tipo.

En unos de sus últimos videoclips, la cantante Beyonce reivindicó el derecho de la mujer negra. En la canción Formation, hay frases como “ me gusta mi ‘baby hair’, mi ‘baby hair’ y mis rizos afros”. Podríamos decir que es una canción protesta que reivindica la lucha por conseguir un cambio en las reglas de la belleza.

¿Por qué las famosas de piel oscura han tenido que esconder su pelo natural? -Bueno, la verdad es que la blanca también lo hace-. Todo sea por preservar los estereotipos absurdos de la moda y de cómo tienes que ir vestida y peinado en el siglo de la “libertad”.

La antigua Primer Dama de los Estados Unidos, Michelle Obama siempre fue fiel a su discurso de los derechos de la mujer, sea de la raza que fuera. Aunque nunca la hemos visto con su pelo natural en ningún acto político, siempre lo llevaba liso. Después de retirarse de la vida pública se publicaron algunas fotografías de su pelo natural. Algo contradictorio en Michelle Obama, aunque defendiera sus derechos ella fue una víctima de esas reglas de “belleza”.

La verdadera revolución se está viviendo en las calles, Y la protagonizan las nuevas generaciones del social media. En todas las semanas de la moda, desde la de Nueva York a la de Madrid, siempre hay algún chico o chica con pelo afro. Las redes sociales están ayudando para que este movimiento se expanda y se conozca con mayor rapidez.

Este tipo de reivindicaciones, tampoco hay que entenderlas como show, siempre hay que tener en la cabeza la esencia. Al final es la lucha por conseguir la naturalidad, las raíces y los orígenes de las personas y no tener que transformarlos por las reglas de la sociedad del siglo XXI.

el pelo afroel pelo afroArriba gente luce su pelo afro con naturalidad. Fotos: (1) Chris Barbalis (2) Derek Torsani (3) William Stitt. Todos @Unsplash