Escultura

El empeño de la forma, Donovan esa empecinada, Donovan lo táctil, Donovan la matriz, sus obras graficas son patrones serenos y las esculturas fingen cristalizaciones como cristalizan los minerales pero a lo grande, mundo subsuelo, obras cavernosas y sutiles, dimensiones y texturas para sublimarse. Donovan y sus rocas plásticas, sus paisajes sintéticos, despliegues de materiales industriales con aspecto natural, cálido, orgánico, una industria que reproduce la aleatoriedad de las formaciones de piritas, calcanitas, cianotriquitas y corales. El random en bien. Esculturas construidas con objetos innobles, vasos y planchas de estireno que fingen ser cosas vivas, ser arenas blandas, frágiles, plásticos impostando muy fuerte la belleza natural minimalista. Tara Donovan la domadora.

Imagen superior: Untitled (Mylar), 2011-2015. © Tara Donovan, cortesía Pace Gallery. Foto: G.R. Christmas

Del 24 de enero al 9 de marzo de 2018 Pace Gallery presenta en Burlington Gardens en Londres Tara Donovan: Compositions, una exposición con la serie de obras más reciente de la artista. La exposición será la primera de Donovan en Pace London continuando con la gira de la muestra en Jupiter Artland en Edimburgo en 2015. Una gira con las obras que van viajando como un caballo blanco en un remolque, por qué no. Por un momento he imaginado las esculturas delicadas de Donovan en uno de esos aparatos; si los buscáis hay algunos, los mas locos, los mas imposibles que son como pequeñas naves espaciales, ovoides y galvanizados y por un momento me ha parecido una forma perfecta de transportar las formaciones rocosas de la artista, la única forma digna, no acepto otra. Una performance que nadie ve, una floritura para nada, mucho dinero mojado, un brillito, ey dejadme soñar. Se invierte bastante pasta y montarlo es un follón tremendo; enganches para las piezas con amarres a medidas, moldes con espumas, refrigeración, operadores formados ex profeso, permisos difíciles de sacar, una vaina muy especializada, les lleva meses pero la artista insiste en que tienen que transportarse así, nadie la contradice. El resultado es precioso cuando viajan por la carretera eso si, sideral, un convoy de plata carísimo que parece un gusano venusuano, nadie imagina lo que hay dentro, cero, las ventanitas en los remolques son muy pequeñas claro, de verdad quien lo disfruta es Donovan. Para el resto es un engorro y genera embotellamientos, un operativo innecesario. Vaya cristo montó con el tráfico cuando llegó a Edimburgo, casi no pueden acercarse al Jupiter Artland pero las piezas estaban preciosas dentro como Geodas, un fulgor puro.

escultura, parece nidos de termitasUntitled, 2014. © Tara Donovan, cortesía Pace Gallery. Foto: Kerry Ryan McFate

La serie reciente se compone de trabajos de pared en varios tamaños que exploran la estratificación como una técnica escultórica y un medio para construir un plano de imagen bidimensional, bastante técnico el asunto, por cierto. “El proceso de trabajo viene después de que he descubierto lo que quiero que haga el material y qué es lo que el material está revelando de manera fenomenológica”. Tara Donovan, 2015.

esculturaUntitled, 2015 Slinky®s. © Tara Donovan, cortesía Pace Gallery. Foto: Kerry Ryan McFate

Partiendo de las formas monumentales que la artista produjo con las tarjetas de estireno colocadas por capas y que sugieren estalagmitas y afloramientos erosionados por el viento (formaban parte de su exposición en la galería Pace, Nueva York en 2014) la nueva serie invierte la lógica escultórica y zap! propone reproducir ese apilamiento voluminoso de forma horizontal y en dos dimensiones. Densidades planas en cierto modo como los planos estratigráficos de una geóloga.

escultura parece estalacmitasBluffs, 2006. © Tara Donovan, cortesía Pace Gallery. Foto: Kerry Ryan McFate

Cada composición responde a un proceso de elaboración que incluye la improvisación y reproduce los apilamientos que calcula, yo imagino que con precisión de miniaturísta tuerto, la obsesión supina, y así las aglomeraciones evolucionan siempre hacia una convergencia, un pico, una cima, una cordillera, un llano o un paso a nivel de tarjetas de estireno y plásticos, esto es, reproducidos de un modo abstracto que se convierten en un patrón bidimensional con líneas y capas tras capas tras capas. Cierto efecto de ilusión óptica al modo de una impresión lenticular opart.

esculturaUntitled, 2014. © Tara Donovan, cortesía Pace Gallery. Foto: Kerry Ryan McFate

Donovan ha sido objeto de muchas exposiciones incluyendo el Museo Hammer de la Universidad de California, Los Ángeles (2004), el Museo de Arte Contemporáneo de San Diego (2004) el Museo de Arte Berkeley de la Universidad de California y el Pacific Film Archive (2006), Saint Louis Art Museum (2006), el Museo Metropolitano de Arte, Nueva York (2007) y tantos otros. Vive en Nueva York, es zurda, trabaja en Long Iland y esta es su décima exposición en la galería. Hasta el 9 de Marzo, geodas en Londres.