Martina Matencio y Alba Ribas

Presentación en Madrid del libro Tus ojos, Mis Manos de Martina Matencio y Alba Ribas en el espacio Tipos Infames. Fotografías, poemas… un libro y una expo.

La fotografía, hoy en día para muchos, se ha convertido en un bien de consumo rápido. Nuestras retinas quedan impresas con imágenes de diversas procedencias 3.0, que no permanecen, sino que tan sólo son un efímero amalgama de pixeles ordenados.
Hoy en día en la que nada queda sobre el papel y todo es almacenado en forma de ceros y unos, llega a nuestras manos un libro que todavía da esperanza en nuestro país a la supervivencia del arte en papel.

Martina Matencio y Alba Ribas nos regalan Tus ojos, mis manos, un libro en el que plasman lo mejor de cada una de ellas entregándonos un proyecto sólido, emocional y repleto de belleza.

A través de las fotografías de Matencio se construye todo un universo, al que logramos acceder entre las páginas. Instantáneas de mujeres, fotografiadas por una mujer. La artista nos muestra todos los prismas del sentir universal. El dolor, el amor, lo cotidiano y lo extraordinario. Las obras de Martina Matencio es una guía para vivir repleta de llamadas de atención a nuestro yo más emocional.

Fusionándose con las fotografías encontramos los textos de la poeta Alba Ribas. En otras publicaciones se puede leer, al hilo de su trabajo en este libro, “la actriz y poeta Alba Ribas”. En esta ocasión creo que lo correcto es decir sólo poeta, no actriz y mucho menos poetisa. El trabajo de Ribas es conciso, perfecto y de verdad, duele.

Utilizando sentencias afiladas y directas, Alba viste con palabras las imágenes de Martina. Con sus haikus desde las entrañas la poeta consigue descifrar el universo de sus compañera, y dar más fuerza a su gancho emocional.

Martina Matencio y Alba RibasDesde hoy hasta finales de febrero, el arte sale de las páginas de “Tus ojos, mis manos2 e inunda la librería Tipos Infames de Madrid. A modo de exposición podremos disfrutar de los originales que componen el libro y sentirlos de una manera diferente, sin el tacto y la asepsia del papel.

Gracias Martina. Gracias Alba. El arte es necesario y más en los tiempos que corren. Gracias a manuales de supervivencia de los sentimientos como Tus ojos, mis manos, todo irá a mejor.