Restaurante y coctelería Decadente

El signo de los tiempos. El nombre ya es una declaración de principios (nos acordamos del garitazo de Lisboa), aunque no es sino el gancho con el que atraer al pueblo que anda de fiesta entrada la noche. Otro Huertas es posible. Huertas ya no es lo que era. La llegada al barrio de Diego Cabrera con su Salmón Gurú, al doblar la esquina de este Decadente, lejos de ser una locura como le anticiparon, tuvo carácter visionario. Llegó también Baton Rouge, no muy lejos de aquí y que hace poco conocimos. Y ahora le toca turno a este restaurante y coctelería despampanante. Fuera quedan todavía los restos de la marea chuza, con su tocado de penes de plástico, movida por una conga interminable.

Restaurante y coctelería Decadente: otro Huertas es posible

Decoración restaurante y coctelería Decadente

Antes de ser Decadente fue antigua taberna de barrio. Habrá quien eche de menos estos locales centenarios con solera, pero pocos podrán preferir que muten en otra cosa que haga perpetuarse la noche low cost de un barrio que necesita reciclaje. Detrás de esta apertura está Marco Martínez, actor y empresario de la noche, con varios bares en propiedad. Abrió Matute 12, Carbones, tiene todavía Terraza Atenas, Buns & Bones y Alimentación Quiroga. Aquí hasta se ha ocupado personalmente de la decoración, sofisticada pero dando presencia a la estructura: vigas de madera, muros de piedra, suelos de mosaico.

Restaurante y coctelería Decadente

El local se insinúa desde la calle. Cristalera abierta y luces que incitan a compartir nocturnidad y algo de alevosía. Disfruta Decadente de dos plantas, la de arriba generosa y centrada en una gran barra, con mesas alrededor para cenar y continuar la batalla sin que la música deje de ser protagonista. Al estilo neoyorquino o de cualquier capital europea con afición a estos restaurantes marchosos y muy noctámbulos. Restaurantes clubbers sin horarios. O casi. En Decadente la cocina está abierta de par en par hasta las dos de la mañana.

Restaurante y coctelería Decadente

La carta también se rinde a la moda, pero se resuelve con producto de marca, como Balfego y Discarlux, atún rojo y carnaza de vaca de grandes credenciales. De la barra de esta planta salen únicamente copas y combinados. Pero al menos no las echan por la cabeza, como en otros abrevaderos del barrio.

Restaurante y coctelería Decadente

Es en la planta de abajo donde una barra más pequeña se encarga de repartir mezclas en la zona de coctelería propiamente dicha. Óscar De Molina (sumiller de destilados y bar manager de amplia experiencia) es el bartender encargado de animar con sus creaciones (y presentaciones originales) esta cava abovedada de ladrillo, antigua bodega. Una de sus locas apuestas es una combinación de bourbon y oporto presentada dentro de un libro. Cambia el tercio de la noche, con música de vinilo. Decadente nos suena de algo, pero para Huertas es marciano. Bienvenido sea.

—————————————————-

Restaurante y Coctelería Decadente
Calle Manuel Fdez. y González, 10, Madrid
Tel. 911 968 929
decadente.es

—————————————————-