Fernando Abellanas, Lebrel construyendo

Lebrel es una firma valenciana que surge en el año 2013, detrás está Fernando Abellanas (Fer para los amigos), un Tauro de casi 34 años. Con 19 años Fer abandona la idea de estudiar Bellas Artes por la incertidumbre de qué ocurriría después y aprende el oficio de fontanero. Una decisión ¿prematura o madura?. Hoy en día es un autodidacta que busca motivación y aprendizaje investigando sobre los objetos y el espacio.

Imagen superior:  Montaje de la instalación efímera para el Festival Concéntrico. Lebrel.

una lámpara de Lebrel, en metal y madera

Imagen superior: Lebrel. Flexo en metal cepillado y madera. Lebre

Lebrel es un diseñador, artesano, fontanero con un complejo e intenso trabajo.

Fer sigue siendo fontanero y en Lebrel sus diseños parecen preguntar a todo aquello que cada día pasa por sus manos. Es obvio que su trabajo no es estrictamente el de un artesano porque tiene impronta, lo dejaría en que por su biografía o recorrido profesional, como lo queramos llamar, tiene una consciencia especial en cada uno de los proyectos que desarrolla. Hay un conocimiento profundo de los materiales por que todos se circunscriben a su campo de acción. Los conoce, los conoce mucho.

un galan de Lebrel de mármol, madera y metal.

Imagen superior: Galán de noche y escritorio en piedra metal y madera. De Lebrel

Dentro de Lebrel el discurso está plagado de dualidades y de saltos de escala. Del diseño de objetos, al de la ciudad; del oficio y la artesanía, a la singularidad de lo propio; de la habilidad física y la producción propia, a los conceptos abstractos; de la independencia a la conciencia de grupo.

prototipo de una silla de Lebrel

Imagen superior:  Silla en metal cepillado y madera. Lebrel.

Sus objetos, sus cosas, son estructuras sencillas, de encuentros limpios y materiales comunes. Todo concienzudamente combinado. Encontramos elecciones clásicas, madera, vidrio y tubos doblados. Colores neutros también cuando hay que plantearlos, porque generalmente los diálogos se producen entre materiales, más bien, desnudos.

Fernando Abellanas, Lebrel es su cabaña debajo de un puente

Imagen superior: Proyecto “Refugiarse de la ciudad en la propia ciudad”. Detalle de la plataforma deslizante de acceso al refugio. Lebrel.

Sus objetos, sus cosas, son líneas de límites algo difusos. Empiezan “aquí” y aquí podrían quedarse, pero poco a poco colonizan un rincón y lo que inicialmente era una lámpara puede, fácilmente, convertirse con un par de líneas más, en un artefacto multifunción con vocación de mueble único.

Fernando Abellanas, Lebrel es su cabaña debajo de un puente

Imagen superior: Proyecto “Refugiarse de la ciudad en la propia ciudad”. Estructura para un estudiorefugio debajo de un puente. Lebrel.

Proyectos que aún no has hecho:

“Tengo una larga lista que crece a diario. Me entristece la idea de saber que todo no va a ser posible en una sola vida. Me interesa mucho seguir investigando en el re-diseño de espacios.”

Fernando Abellanas, Lebrel es su cabaña debajo de un puente

Imagen superior:  Proyecto “Refugiarse de la ciudad en la propia ciudad”. Estructura para un estudiorefugio debajo de un puente. Lebrel.

Algunas referencias:

“Inside Outside de Adams e Itso; Jean Prouve; Peter Zumthor; de Arquitectura-G cualquiera de sus proyectos, estoy enamorado de su trabajo.”

Más info sobre Lebrel