Bodegón colorirsta y tropical con Libalis vino blanco de Vintae

La globalización puede tener cosas negativas, pero no me digáis que no es también maravillosa. Recientemente un vino blanco de Calahorra ha ganado la medalla de oro en el concurso Sakura celebrado en Japón y que está compuesto por un jurado exclusivamente de mujeres. Se trata de Libalis, un vino creado por Vintae, que a través de su aroma y sabor te transporta al mundo tropical. En su etiqueta “rasca y huele” te encontrarás aromas de mango haitiano y rosas de Damasco. White, Rose y Fritz 5.5 son los tres componentes de la familia Libalis.

bodegón con fruta tropical y chica Libalis vino blanco de Vintae

EL ORIGEN———————-

La historia de Libalis comenzó en 1999, cuando la Compañía de Vinos Vintae recuperó en La Rioja la variedad Moscatel de Grano Menudo, una uva autóctona riojana que se considera la más aromática del mundo. Había desaparecido a finales del siglo XIX con la plaga de la filoxera, que destruyó gran parte del viñedo europeo.

En la finca Maetierra, situada en Calahorra (La Rioja oriental), las viñas plantadas en 1999 se cultivan con mimo, de forma ecológica y con un marcado carácter innovador y experimental.

sirviendo en una copa Libalis vino blanco de Vintae
La Finca Maetierra tiene 150 hectáreas de viñedo, de las que más de 58 son de Moscatel de Grano Menudo. Es una plantación moderna es espaldera con riego por goteo y cubierta vegetal espontánea. La vendimia comienza en el mes de agosto y, para evitar las altas temperaturas, la uva se recoge de noche de forma que los granos llegan frescos a la bodega. Una vez en la bodega, ese carácter innovador y enfoque experimental se mantienen, con depósitos y prensas de muy diversos tamaños que permiten hacer microelaboraciones o producciones más grandes.

Bodegón new memphis Libalis vino blanco de Vintae

LA COLECCIÓN———————-

A) Libalis White es como abrir los ojos y encontrarse en otro lugar. Una explosión tropical envolvente que te pide a gritos que repitas. Su explosión de sabores frutales deja un aroma fresco y exótico: Mango, melocotón y papaya. Por eso hemos vestido su etiqueta con un estampado

B) Libalis Rosé sabe a grosella, a frambuesa y a gloria. Un rosado de color muy pálido con notas cítricas y sedosas. Una conjunción de sabores que estallan en la boca y provocan una eterna sensación de frescor. La salinidad y la concentración de pocos quilos de uva por hectárea de nuestros viñedos hacen que los Libalis sea pura fruta en boca y nariz.

C) Libalis Frizz, el más ligero y refrescante de los Libalis. Elaborado a partir de mosto de uva moscatel al que paramos la fermentación justo en el momento álgido de frescura y dulzor. El resto lo pone el ingrediente clave: las burbujas. Su suave y fino carbónico allana su paso en boca.

Chica en bikini en plato Libalis vino blanco de Vintae

Un detalle curioso es que las etiquetas que van en el dorso de las botellas de Libalis llevan integrado un “rasca y huele” donde se puede oler un suave aroma del caribe y su combinaciones frutales dependiendo de la familia que elijas. Otro detalle es que los patterns de las botellas ha sido realizados por el estudio Batabasta.

Rascando una botella. Libalis vino blanco de Vintae