mi primer gin mg

¿Recuerdas tu primer gin tonic? Yo sí, recuerdo mi primer Gin MG. Fue así:

Lo recuerdo perfectamente. Era mi primera noche de copas. Un viernes de 1990. Había quedado con un compañero del instituto y una amiga suya, Julio y Catalina. Sabíamos que llegábamos tarde, la movida madrileña ya había pasado. De todas formas, queríamos peregrinar a todos los bares que la habían hecho mítica. Entramos en La Vía Láctea. El Grunge estaba en pleno apogeo. Sonaba About a Girl de Nirvana. Aún era pronto, no había mucha gente. Los tres pedimos un Gin Tonic. El camarero preguntó: “¿MG?”… “Vale”, respondimos al unísono sin saber muy bien el porqué. Mientras los prepara, el camarero nos explica que se trata de una ginebra española que ha vivido todas las tendencias desde los años 40, y que tenemos el honor de probar los primeros Gin MG que salen del nuevo diseño de botella. El quinto espectacular rediseño en 50 años. Jamás lo olvidaré. Es una de esas marcas que se te quedan grabadas. Mi primer gim tonic, mi primer Gin MG.

Desde ese viernes de 1990 han caído muchos Gin MG, en muchos bares, y con bandas sonoras muy distintas: Hip Hop, Jungle, Indie Rock, House, Trance, Techno, Electropop, Trap… Como las buenas canciones, esta ginebra ha sido objeto de nuevas versiones o covers, pero siempre manteniendo la esencia original. La última, de 2017, es la más auténtica, con guiños retro al diseño y receta original de la primera botella Gin MG de 1940.

Supongo que durante el proceso creativo, hace ya 78 años, Manuel Giró, cuyas iniciales dan nombre a esta ginebra de autor, también estuvo inspirado por las músicas de vanguardia de la época: Jazz, Bebop, Swing… Sonidos puros, con alma, igual que Gin MG: una ginebra artesanal, 100% natural, en cuya partitura hay solo 2 notas: alcohol de cereales, el mejor de todos, y bayas de enebro recogidas en sus propios campos.
La nueva Gin MG recupera toda esa historia: la firma de Manuel Giró en la etiqueta… los 40º de una auténtica ginebra extra seca… los bares de siempre… el cine de autor… los amores imposibles…

Como veis, todo vuelve. Incluso los 90… Así que inspirado por toda esa nostalgia novedosa, una tarde que paso por la calle Valverde de Madrid, decido, después de años, volver a entrar en La Vía Láctea. Todo está igual. Aún no hay mucha gente. Suena I Don’t Run de las Hinds. Pido un Gin MG de toda la vida: ginebra, tónica y limón, servido en vaso largo. Me giro a la izquierda, y allí están, en la barra: Julio y Catalina. Otra vez, Jules et Jim. Mi primer Gin MG, y el último, hasta la fecha.

———-
Instagram Gin MG
mgdestilerias.com
———-

Foto: Vincent Urbani / Dirección Creativa: Mongómeri

¿Recuerdas tu primer gin tonic? Cuéntanos cómo fue tu primer gin tonic.